DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carlos López Portavoz del PP en Valdés y de la plataforma “Salvemos nuestro hospital”

“En Valdés se gobierna pensando en las redes sociales, vamos directos a la ruina”

“Un valdesano espera el triple que un vecino de Llanes para hacerse una colonoscopia y no tiene cardiólogo”

El portavoz del PP, Carlos López, en Villar de Luarca. | A. M. Serrano

El portavoz del PP, Carlos López, en Villar de Luarca. | A. M. Serrano

Carlos López es portavoz del PP de Valdés y presidente de la plataforma “Salvemos nuestro hospital (Jarrio)”. Compagina sus tareas al frente del grupo mayoritario de la oposición política valdesana con su trabajo como profesor de Geología de la Universidad de Oviedo. Llegó hace pocos años a la política y se muestra convencido de que el PP es la “mejor opción”.

–¿Qué opina del gobierno socialista de Valdés? ¿Cuáles son las principales quejas y cuáles los aciertos?

–El principal problema de Valdés es un gobierno sin rumbo, que no apuesta por lo importante y que solo gobierna pensando en las redes sociales. La cruda realidad es que el Alcalde, Óscar Pérez, ha sentado las bases para llevar a la quiebra económica al Ayuntamiento en muy poco tiempo, como advierten ya algunos funcionarios municipales. Asumir los elevadísimos costes de obsesiones personales, como por ejemplo los conocidos como “jardines de Panrico” o un museo de competencia regional, desbordan la capacidad económica del concejo y han llevado al alcalde a vaciar 4,2 de los 5 millones que habían ahorrado sus antecesores. En lugar de gestionar el Ayuntamiento, se está gastando el dinero público sin miramiento alguno, vamos directos a la ruina. Como acierto, reseñar la mejora de la red de caminos, aunque sea de forma chapucera y poco duradera al no actuar ni sobre la base ni sobre las cunetas.

–¿Cómo valora la oposición? En Valdés está muy fragmentada.

–La oposición, que suma nueve concejales y es mayoría en Valdés, refleja la pluralidad del concejo. El PP tiene muy claro el modelo de municipio que quiere. Nosotros tenemos claro cuál es nuestro deber como oposición y denunciamos todo aquello que entendemos que es negativo para el municipio, no podemos mirar a otro lado cuando vemos que se antepone la política de las redes sociales a las iniciativas para frenar el paro o la despoblación. Serán los ciudadanos quienes juzguen si lo estamos haciendo bien en la oposición o si hubieran preferido que optáramos por una postura más cómoda.

–¿Hay unión en la oposición valdesana?

–No albergo duda alguna y así se demuestra en numerosas votaciones de asuntos importantes en los plenos municipales. Lógicamente, en temas concretos tenemos posturas diferentes. Creo que PP, Ciudadanos, Foro y Avanza vemos que el futuro de Valdés no pasa por seguir la senda de ocurrencias y fotos por la que transita el gobierno socialista.

–¿Hacia dónde camina el PP de Valdés? ¿Se siente respaldado por los militantes?

–El PP ha vuelto a Valdés en las últimas elecciones y lo ha hecho fuerte y totalmente renovado, como así demostramos entonces con nuestra candidatura. Tenemos un proyecto político sólido y somos la necesaria alternativa al socialismo que ha convertido a Valdés en la capital del paro y la despoblación del Noroccidente.

–¿Volverá a presentarse como candidato a la Alcaldía?

–Queda una vida para llegar a las próximas elecciones. En el PP ahora intentamos evitar que Óscar Pérez lleve a la quiebra económica al Ayuntamiento y ocupamos nuestro tiempo en ejercer lo mejor posible la labor que los vecinos han decidido que llevemos a cabo, una oposición seria y responsable.

–También es portavoz de la plataforma “Salvemos nuestro hospital”. ¿Tan mal está el hospital comarcal de Jarrio?

–No lo decimos nosotros, lo dicen todos los pacientes que sufren las consecuencias de la falta de especialistas en cardiología, medicina interna u oftalmología, por poner algunos ejemplos. Un valdesano espera el triple que un vecino de Llanes para hacerse una colonoscopia y no es atendido por un cardiólogo si está hospitalizado, a diferencia de un paciente de Oviedo o Avilés. ¿Quién no tiene en su casa una carta de anulación de una consulta? Esto demuestra que el hospital no va bien. Ahora toda la comarca se ha movilizado para defender la sanidad pública que necesita y que, por cierto, paga. Mientras tanto el gobierno regional mira hacia otro lado y mantiene en su puesto a una gerente que es corresponsable de buena parte de los problemas y que dedica todas sus energías a tratar de ocultarlos en lugar de a resolverlos.

–¿Cómo les ha afectado la irrupción de “Todos somos Jarrio”?

–Que se sumen más movimientos ciudadanos para presionar en la misma dirección es muy positivo. De hecho, estuvimos presentes en la movilización en Jarrio, a diferencia de los alcaldes del PSOE, cuya obediencia al partido se antepuso a su deber hacia sus vecinos. El Occidente no aguanta más y Barbón nos está privando de una sanidad en igualdad de condiciones. Lo que no compartimos con la líder de “Todos somos Jarrio” es que achaca a todos los partidos la misma responsabilidad. Nosotros tenemos muy claro que quien gobierna, el PSOE.

Compartir el artículo

stats