DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ignacio garcÍa palacios | Alcalde de Navia desde 2007

“No entra en mis planes presentarme a la reelección para la Alcaldía de Navia”

“El municipio tiene una industria sólida y la Administración local debe apoyarla; las empresas deben tener facilidades para su desarrollo”

Ignacio García Palacios, en el despacho de la Alcaldía de Navia, en una de las zonas destinadas a reuniones. | A. M. Serrano

Ignacio García Palacios, en el despacho de la Alcaldía de Navia, en una de las zonas destinadas a reuniones. | A. M. Serrano

Suena música clásica en el despacho de la Alcaldía del Ayuntamiento de Navia por deseo de Ignacio García Palacios (Gijón, 1946). El regidor naviego, que lo es desde junio de 2007, se siente “satisfecho” de lo hecho en casi 14 años de gobierno. Ha pasado más de una década desde su llegada del poder y pronto llegará el relevo y la ausencia de un líder indiscutible en el PSOE naviego. “No entra” dentro de sus intenciones presentarse a la candidatura socialista a la Alcaldía de Navia. Pero promete no hacer su decisión pública y firme “hasta que toque”.

–¿Se volverá a presentar como candidato a la Alcaldía del PSOE de Navia?

–No entra dentro de mis planes. Es cierto que en dos años, en política, pueden pasar muchas cosas. Estos asuntos, en todo caso, no se debaten ahora. Biden se presentó con dos años menos de edad a la presidencia del país más importante del mundo y la ganó. No sería un disparate, pero no es mi interés (risas).

–¿Cómo observa la política?

–Soy una persona con ideales socialistas. Como todo en la vida, las ideologías tienen sus altos y sus bajos, sus aciertos y sus errores, sus zonas de luz y de sombra. Sigo creyendo que solo hay dos alternativas para organizar una sociedad y que todo lo demás son fuegos artificiales. Una, es la que propone “menos Estado y más mercado”; es la conocida como derecha; y otra es la que vela por un estado protector. Yo apoyo la última. Este Estado protector deja que el mercado funcione, pero apoya a la sociedad para que tenga servicios básicos e importantes. Para que no se preocupe por la factura médica si enferma.

–¿Qué balance hace de sus casi 14 años de gobierno?

–En este tiempo se transformó el concejo. Cuando miro por el retrovisor siento satisfacción porque se han logrado muchas cosas, todas relacionadas con la modernización. Destaco, en obras, los saneamientos de Navia o Puerto de Vega y las mejoras en la zona rural. Hablo del alumbrado, de la pronta llegada de fibra óptica a todas las parroquias y de la renovación de los caminos. Mucha gente cree que el gasto se ve en lo que se gasta, pero no es así. La obra de los Jardinillos, por ejemplo, es muy visible. Sin embargo, costó cuatro veces menos que los caminos de El Vidural. Además de ello, se han hecho urbanizaciones en la capital, como en el Ribazo, un rincón de Navia que cuando llegué a la Alcaldía era un charco lleno de ratas. En Puerto de Vega también hemos mejorado el parque Benigno Blanco, que tiene un reconocimiento nacional y hemos creado de museo “Historias del mar”. Son ejemplos. Con todo ello, se cambió el municipio.

–¿Cual es su secreto para mejorar el concejo sin endeudarse y ganando liquidez, como dice?

–Mejorando la gestión del dinero. El PSOE llegó aquí en un momento de crisis, en 2007. Antes de esa fecha los ingresos anuales por licencias de obras ascendían a 700.000 euros. Ahora por este concepto ingresaron 100.000 euros o menos. Entonces, ¿con ese dinero de menos cómo se hace todo esto? Yo creo que haciendo una gestión racional, ahorrando y dando mejor servicio pese a ello. Un ejemplo: con la renovación del alumbrado público conseguimos rebajar un 25 por ciento la factura. También se afloraron más de 1.000 inmuebles que no estaban pagando el Impuesto de Bienes Inmuebles en Navia y se ahorró en gastos corrientes. Como resultado, entramos con casi tres millones de deuda bancaria y hoy en día tenemos casi cinco millones de euros en la caja.

–¿Qué le preocupaba al llegar a la Alcaldía?

–En Navia hay empleo porque hay una industria sólida y porque la Administración local debe apoyar al máximo a esas empresas. La gran preocupación de un alcalde debe ser el empleo. Aquí, las empresas sienten confort. De este modo, Industrias Lácteas Asturias o Ence hicieron inversiones muy potentes en los últimos años. Este apoyo local de Navia contrasta con el “no apoyo local” que Ence, por ejemplo, tuvo en Huelva y en Pontevedra. Es decir, nosotros obligamos a que respeten la legalidad en materias como la ambiental y, al mismo tiempo, vamos de la mano para que se mantenga el empleo. Porque sin empleo no hay nada.

–Muchos alcaldes tal vez le dirían que no es su competencia.

–Es mi obligación, no mi competencia. Las empresas tienen que tener facilidades. Esta preocupación por el empleo me llevó a promover convenios para que las grandes compañías asentadas en Navia contrataran, al menos en un 50 por ciento, a empresas de Navia. Lo que se busca es mejorar la renta per cápita, el tejido empresarial y el empleo. ¿Hay paro en el concejo? Sí,: por debajo del nueve por ciento.

–El ocio fue otra de sus apuestas. ¿Qué espera de las inversiones millonarias hechas en los últimos años en cultura y deporte?

–Sin ocio no se fija población porque los habitantes no se sienten cómodos. Por eso nuestro esfuerzo fue enorme en estos ámbitos, cultura y deporte. Hemos querido tener unas infraestructuras potentes. En Puerto de Vega, en 2007, había un pabellón deportivo en ruinas. Aquello se mejoró y creció. También pusimos al día la piscina y el gimnasio y abrimos la nave del Puerto. Los clubes deportivos necesitaban infraestructura, gestión (por eso creamos el Consejo de Deportes) y programas como “Aprende a nadar” o “Navia en movimiento”. En lo cultural, en 2007 una ponencia se tenía que celebrar en el salón de plenos. No había dónde colgar unos cuadros ni hacer nada. Ahora no se recuerda, pero así estaba entonces el concejo.

–El cine Fantasio fue una obra millonaria que se financió con cargo a las arcas municipales. ¿Cómo se hizo?

–Con gestión. A mí nadie me viene a picar a la puerta. Hoy en día en Navia tenemos varios edificios culturales. El Liceo, el Casino (que forma parte del patrimonio municipal gracias a los socios con un coste cero), y el cine Fantasio. La rehabilitación del cine nos costó solo 1.611.174,56 euros; y digo “solo” porque el proyecto original ascendía a 2.556.324,57 euros. Esta rebaja fue posible gracias a la gestión municipal y a los convenios firmados con la Fundación Cepeda Taborcías e Industrias Lácteas Asturianas, Reny Picot. Hoy en día es un referente en la comarca y en Asturias.

–¿Qué futuro tendrá la comarca?

–La Asturias despoblada tiene que aprovechar los recursos naturales propios para fijar población. El futuro pasa por invertir en innovación y formación por eso planteo crear un centro formativo en Navia. No es algo localista. Navia, por su industria, parte de una buena posición. No veo así a otros concejos, que sí necesitarán más esta estrategia.

Compartir el artículo

stats