La Consejería de Educación ve “factible” la ampliación de la escuela de bebés valdesana “Luis Ochoa Albornoz” para dar cabida al aumento de solicitudes de plaza. La consejera, Carmen Suárez, explicó tras la reunión mantenida con el gobierno local, que los técnicos de la administración estudiarán en las próximas semanas los centros educativos de la capital valdesana para analizar la solución más factible para ganar espacio.

El Alcalde valdesano, Óscar Pérez, dice que aunque se pusieron varias opciones sobre la mesa, la más viable es reordenar los espacios educativos del instituto Carmen y Severo Ochoa, el colegio Ramón Muñoz y la propia escuela de bebés (todos en Villar) para lograr ganar espacios para esta última. “Nuestro objetivo es ganar más espacio para los menores de tres años sin dañar a los otros dos centros y creo que es viable”, apunta el regidor, que se mostró esperanzado en que puedan acometerse las obras de adecuación este mismo año.

La concejala de Infancia, Clara María García, explicó hace unas semanas a este periódico que para el próximo curso se habían recibido veintiún solicitudes nuevas, lo que generaba un especial problema en el aula de 2-3 años donde había cuarenta y cuatro solicitudes para dieciocho plazas. La directora de Planificación e Infraestructuras Educativas, Lydia Espina, explicó ayer que organizando a los escolares en aulas mixtas quedarían siete niños fuera y se mostró comprometida a encontrar una solución para dar cabida a todos.

“Lo vemos factible porque hay bastantes centros en los que se podrían hacer reformas y adaptar aulas”, indicó Espina. En este sentido, el Alcalde incidió en la importancia de no solo atender la demanda actual, sino dar respuesta a un aumento futuro. También confió en que en el curso 2022-2023 se pueda afrontar su proyecto para crear un aula mixta en el colegio de Trevías que permita dar cabida a alumnos de menos de tres años en este centro y así “vertebrar mejor el territorio”.

La consejera, que también estuvo acompañada de la directora de Ordenación, Evaluación y Equidad Educativa, Paula García, hizo repaso a las obras efectuadas recientemente en los centros educativos. Es el caso del cambio de ventanas en el Ramón Muñoz y el instituto y también las reformas en el vallado, la accesibilidad y la fontanería que se hicieron en el San Miguel de Trevías. La consejera anunció la licitación en 270.000 euros de la reforma “total y exhaustiva” de la instalación eléctrica del Ramón Muñoz.