DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El CSIC extrae restos cerámicos del castro de Peña Castiel y confía en dar con la muralla

Los investigadores están llegando a la base de dos construcciones que creen que pueden corresponder a la estructura defensiva y una cabaña

Los investigadores, ayer, trabajando en uno de los sondeos y en lo que podrían ser los restos de una cabaña. | T. Cascudo

Los investigadores, ayer, trabajando en uno de los sondeos y en lo que podrían ser los restos de una cabaña. | T. Cascudo

Los trabajos arqueológicos en el castro Peña Castiel, en la valdesana Punta Muyeres, marchan por buen camino. De hecho, los investigadores ya están trabajando en dos derrumbes de lo que creen son los restos de la muralla defensiva y de una de las cabañas de este poblado considerado el origen de la villa luarquesa. Además, han hallado los primeros restos cerámicos en este yacimiento que destaca por sus cuatro imponentes fosos defensivos.

“Hemos recuperado ya algún material, cerámica de uso doméstico fundamentalmente, que podemos adscribir de una manera genérica a una cronología prerromana o romana, lógicamente tenemos que esperar por los estudios de laboratorio para confirmarlo”, precisa David González que dirige estas excavaciones que se prolongarán hasta la próxima semana. El proyecto, financiado por el Ayuntamiento de Valdés, está siendo desarrollado por el Instituto de Ciencias del Patrimonio (Incipit) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Precisa González que los trabajos se concentran en los dos sondeos abiertos. En el primero están reconociendo los derrumbes “de una posible estructura de gran tamaño que confiamos sea la muralla” y, en el otro sector, están “reconociendo los derrumbes de una estructura que podría ser una cabaña”. Indica que en ambos casos están a punto de llegar a la planta de las edificaciones. A juicio de este experto, Peña Castiel es un yacimiento “muy especial” que considera “una oportunidad bastante interesante para profundizar en el conocimiento de la historia asturiana en el periodo comprendido entre la Edad del Hierro y la primera época romana”.

El arqueólogo Valentín Álvarez muestra a Piñán, García y el regidor el estado de la batería artillera que va a restaurar próximamente. | T. Cascudo T. CASCUDO

Los investigadores recibieron ayer la visita de la consejera de Cultura del Principado, Berta Piñán, que alabó la apuesta de Valdés por potenciar turísticamente la cultura y la historia local. “Siempre hablamos de esa idea de que la sostenibilidad en turismo pasa por la inversión en cultura y el de Luarca es un grandísimo ejemplo de cómo se pueden hacer las cosas sostenibles y bien”, añadió Piñán, que estuvo acompañada por el director de Política Llingüística, Antón García, el regidor, Óscar Pérez y el edil de Cultura, Ismael González.

Antes de recalar en Peña Castiel, la comitiva hizo una parada en La Atalaya para conocer los trabajos en marcha para restaurar la batería artillera de la localidad, datada a mediados del siglo XVIII. El arqueólogo al frente de este plan, Valentín Álvarez, explicó que una vez realizada la investigación previa a principios de año, están en condiciones de iniciar la restauración. Comenzará en días y se prolongará durante un mes aproximadamente. Se retirará la maleza que afea la muralla y se aplicarán productos de consolidación con el objetivo de que se vean las piedras originales y retirar “los elementos que hacen peligrar” la estructura.

La Casina, en octubre

La visita cultural a la villa luarquesa terminó en los jardines de la Fonte Baxa, pero comenzó a primera hora en la casa natal del Padre Galo, en Cadavedo, donde el Principado quiere desarrollar el proyecto bautizado como “La Casina de la traducción”. Piñán explicó que está previsto que entre en funcionamiento el 1 de octubre, tras la firma del convenio con el Ayuntamiento. La titular de Cultura confía en que este proyecto crezca con el tiempo y se convierta en un referente en el arco Atlántico.

Aprovechó además para resaltar la trayectoria del Padre Galo: “La labor que hizo es tan ingente que todavía nos dará para años de descubrimientos”.

Compartir el artículo

stats