Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primeras multas en la zona azul de La Caridad: “La gente hace poco caso”

“El policía local hizo muchas advertencias durante el primer mes, pero cuesta que los usuarios se acostumbren”, explica el gobierno municipal

Zona azul gratuita en La Caridad para los clientes de los negocios locales.

Zona azul gratuita en La Caridad para los clientes de los negocios locales. T. CASCUDO

Al gobierno franquino se le ha acabado la paciencia y ha comenzado a multar a los usuarios que no respetan los horarios de la zona azul gratuita implantada a principios de junio en La Caridad. “La gente hace poco caso, por no decir ninguno. Todavía no se ha asumido esta limitación del aparcamiento que pretende favorecer la circulación fluida para beneficiar a los comerciantes”, explica la concejala de Cultura, Turismo y Comercio, Victoria Zarcero.

La zona azul franquina afecta a treinta plazas, distribuidas en las ocho calles más comerciales, y limita el aparcamiento a una hora en horario comercial. El sistema funciona gracias a unos relojes de cartón que se reparten de manera gratuita y donde se debe señalizar la hora de llegada. Automáticamente el reloj marca la hora de salida, ofreciendo al usuario un tiempo máximo de hora y media para realizar sus gestiones. El gobierno local implantó la medida atendiendo la petición de comerciantes y hosteleros que veían con buenos ojos una mayor movilidad de vehículos en pleno centro. Sin embargo, a los vecinos les cuesta adaptarse a la nueva norma y eso que, de manera paralela, se han dispuesto nuevas explanadas para el aparcamiento sin limitación alguna y en pleno centro.

El gobierno local puso en marcha la zona azul el 7 de junio y dio a los vecinos un margen de varias semanas para familiarizarse con un sistema que también funciona en otros núcleos, como Navia. Se explicó entonces que no se multaría hasta el 1 de julio y así se hizo. -De hecho, las primeras multas se firmaron el 10 de julio. “Durante el primer mes el policía local ha estado haciendo multitud de advertencias, pero ha llegado el momento de empezar a poner multas porque cuesta mucho que la gente se acostumbre”, subraya Zarcero.

Se autoriza el estacionamiento de autocaravanas en Pormenande, Castello, Porcía y Cambaredo

decoration

“Es un sistema sencillo y gratuito, simplemente hay que cumplir con la normativa, y si no, te enfrentas a una sanción igual que si aparcas en una acera”, añade la edil. Incumplir esta normativa expone a multas de 50 euros (por pronto pago en veinte días se quedarán en 25 euros).

La concejala de Turismo deja claro que en ningún caso se busca ingresar dinero en las arcas públicas a través de las multas: “No hay ningún fin recaudatorio, solo buscamos ayudar a lograr una circulación más fluida en el centro, pero vamos muy poco a poco. Hay gente que pone el grito en el cielo, pero es un sistema normal y sencillo que funciona en otras muchas localidades”. Cabe recordar que este límite de estacionamiento afecta a treinta plazas y solo está operativo por la mañana de nueve a dos y por la tarde de cuatro a ocho. Opera de lunes a sábados, exclusivamente en días laborales.

De manera paralela, El Franco ha decidido autorizar nuevas zonas para el estacionamiento de las autocaravanas, que hasta este verano solo podían hacerlo en el aparcamiento de la estación de tren de La Caridad. A este espacio se ha sumado el aparcamiento de la playa de Castello, el área recreativa junto a la playa de Cambaredo, el aparcamiento de la playa de Pormenande y el aparcamiento del camino de La Atalaya, junto a la playa de Porcía. En todos se permite un estacionamiento de 48 horas, a excepción de este último que está restringido de nueve de la mañana a once de la noche.

Compartir el artículo

stats