Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado ofrece al valle del Navia reducir 33 minutos su ruta por carretera hasta la autovía del Cantábrico

La mejora de la carretera AS-12 que reclaman desde hace años ya tiene un proyecto definido que supone 119 millones de inversión

Protesta vecinal, hace año y medio, por la mejora de la AS-12.

Protesta vecinal, hace año y medio, por la mejora de la AS-12.

El Gobierno regional quiere cumplir con las históricas demandas vecinales y quitarle penosidad a la ruta por carretera que tienen que hacer los vecinos de los concejos del valle del Navia para conectar con la autovía del Cantábrico (A-8) a través de la carretera AS-12, que une e El Espín con el Puerto del Acebo pasando por los concejos de Coaña, Boal, Illano, Pesoz y Grandas de Salime. Por eso, según se les detallaba hoy a los Alcaldes de la zona, está en marcha un proyecto de mejora de la carretera, dándole más ancho a la plataforma y eliminando algunos de sus puntos negros y más conflictivos, que supondrían una inversión de casi 119 millones de euros y una reducción del tiempo de conducción en algo más de 30 minutos.

Así lo han presentado hoy los portavoces de la Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial a los representantes municipales del valle del Navia. Hablan desde la Consejería de una propuesta "viable tanto técnica como presupuestariamente, para mejorar la accesibilidad y la conexión de estos concejos con la capital de la comarca y la autovía del Cantábrico (A-8)". Una propuesta que deberá dar solución a las históricas necesidades de la zona, y que llevan años urgiendo los vecinos y sus portavoces políticos.

La alternativa se centra en mejorar el tramo de más de 43 kilómetros que une Boal y Grandas de Salime. En esta parte de la vía, "las condiciones orográficas son más desfavorables y la infraestructura presenta peores condiciones de seguridad y conservación. Su trazado, sinuoso y con fuertes pendientes, implica un tiempo de conducción de unos 82 minutos", describen los técnicos. 

Tras considerar varias opciones, todas las cuales mejoran las características geométricas del trazado, la opción que se considera más adecuada supone ampliar con carácter general el ancho de la plataforma, además de otras actuaciones para variar el trazado en varias zonas, eliminar puntos negros, rectificar curvas, aumentar los sobreanchos, incrementar la visibilidad y construir cinco grandes viaductos.

La obra permitirá reducir en más de 4,5 kilómetros la longitud del recorrido, que pasaría de 43,2 a 38,6 kilómetros, y acortar en 33 minutos el tiempo de viaje, desde los 81,8 minutos actuales hasta los 48,6.

La solución tiene un coste aproximado de 118,7 millones, lo que supone una ratio aproximada de 3 millones de inversión por kilómetro. La consejería está redactando el estudio ambiental que precisan los trabajos para iniciar la tramitación ambiental del proyecto próximamente.

El consejero Alejandro Calvo ha explicado los planes a la alcaldesa de Coaña, Rosana González, y a los alcaldes de Boal, José Antonio Barrientos; Grandas de Salime, Eustaquio Revilla; Illano, Daniel Martínez, y Pesoz, José Valledor.

Por otra parte, la consejería ha iniciado ya la licitación de la mejora del denominado tramo 0 de la misma vía AS-12, para actuar sobre ocho segmentos entre El Espín y Boal. Los tramos suman 5,7 kilómetros y una longitud total de 25,9, incluyendo las travesías de Coaña, Villacondide, Savariz, Trelles y Boal. Se trata de una actuación plurianual con un presupuesto de 599.942 euros, IVA incluido, que se abonará entre este año y el próximo.

Compartir el artículo

stats