Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Somiedo será el primer municipio en encuestar a sus nuevos vecinos

SADEI hará el sondeo para conocer el perfil y las demandas de los recién llegados a zonas rurales

Por la izquierda, el emprendedor Daniel Martínez, Jaime Izquierdo; el alcalde, Belarmino Fernández, y Ramiro Lomba. | D. A.

Por la izquierda, el emprendedor Daniel Martínez, Jaime Izquierdo; el alcalde, Belarmino Fernández, y Ramiro Lomba. | D. A.

Los concejos rurales de Asturias han notado en los últimos años la llegada de nuevos residentes, especialmente desde el inicio de la pandemia. Conocer este fenómeno en profundidad para poder generar propuestas políticas que ayuden a que los pueblos puedan seguir atrayendo nuevos pobladores es el objetivo que se marca el comisionado para el Reto Demográfico, Jaime Izquierdo, con la puesta en marcha de una encuesta dirigida a los nuevos habitantes de los municipios rurales de la región. Somiedo es el concejo elegido para realizar las primeras encuestas elaboradas por la Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales (SADEI), junto al comisionado para el Reto Demográfico, la Federación Asturiana de Concejos y el propio Ayuntamiento de Somiedo. La finalidad del estudio es conocer los perfiles de la gente que decide fijar en Asturias su residencia, saber cuáles son las motivaciones que le traen a la región y, sobre todo, los obstáculos que encuentran y qué echan en falta.

“Se está dando una nueva generación espontánea de personas que llegan y necesitamos saber quiénes son”, subrayó Izquierdo. Espera que a través de las encuestas se obtenga información sobre “qué tendríamos que hacer desde la Administración para favorecer el asentamiento de población y para que llegue más gente”.

El director del SADEI, Ramiro Lomba, puso el foco en que la inmigración ha paliado últimamente la caída de población en Asturias, puesto que el crecimiento vegetativo es negativo desde hace años y se ha acentuado en 2020 con la pandemia, cuando el número de nacimientos no llegó a los 5.000 y las muertes ascendieron hasta las 14.500. “Sin embargo, la población no se ha perdido en la misma medida por la llegada de nuevos residentes”, expuso. Una situación que se reproduce en Somiedo, donde la población se mantiene en algo más de 1.100 habitantes, con ligeros repuntes en los últimos años. De hecho, desde 2019 llegaron al concejo 20 personas para trabajar.

Compartir el artículo

stats