En los dos primeros días del festival “Somos la ostra”, de Castropol, se vendieron 9.700 de las 11.500 ostras reservadas para esta séptima edición. Así que ayer por la mañana no podían ser mejores los ánimos de la organización: “Estamos muy contentos, el festival está superando nuestras expectativas”. La séptima edición de esta cita gastronómica comenzó el sábado y se prolonga hasta hoy, martes, a las tres de la tarde, que será la clausura.

“Hubo mogollón de gente. Nunca se había celebrado el festival en octubre así que no sabíamos con qué nos íbamos a encontrar, pero acompañó el tiempo y la acogida de la gente fue muy buena. Además hemos descubierto que hay mucha gente abonada al festival que repite en cuanto ve la convocatoria”, resume la responsable de la Agencia de Desarrollo Local (ADL) de Oscos-Eo, Inés Gil. Realiza un balance muy positivo de todas las actividades desarrolladas durante el fin de semana, destacando especialmente el tirón de las demostraciones de cocina con ostras realizadas el fin de semana por las escuelas de hostelería de Tapia y Moreda.

Las dos empresas de ostricultura que cultivan la ostra del Eo, Acueo y OstrAstur, no pueden estar más satisfechas. Los de Acueo habían reservado 7.000 ostras y ayer comenzaron la tercera jornada con 1.200 y colas desde que abrieron las puertas de su despacho de ostras al natural a orillas del estuario. “No se esperaba tanta gente”, resumió Manuel Fernández mientras no paraba de preparar raciones. Desde OstrAstur, José Manuel Lojo, se expresó en términos similares: “Estamos sobrepasados por la afluencia de gente; no esperábamos tanto. Solo el domingo por la mañana vendimos 1.600 ostras”. En el caso de OstrAstur reservaron 4.500 unidades y ayer comenzaron el día con tan solo 600.

“Es de las mejores que he probado. Muy buenas”, señaló el tarraconense Juanjo Filipe tras catar su primera ostra del Eo. Acudió a la cita con sus amigos Luis y Óscar Ferré, todos encantados por el buen ambiente y el tiempo. Ayer disfrutaron del molusco en la carpa instalada en el muelle castropolense de La Punta. Unas mesas más allá estaban los palentinos Ramón Mediavilla y Eva Baños. “Esto está genial y es muy bonito, las vistas son espectaculares y no hay agobio de gente”, señalaban.

El programa de hoy, martes, comienza con una yincana y, a las 12.30 horas, se abrirá la última degustación de ostras al natural.