Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Banda de Gaitas de Navia retoma “feliz” sus giras

“No hay nada como sentir el directo”, dice emocionado el director, Luis Feito, tras amenizar un hermanamiento en La Mancha

La banda de gaitas, en Azuqueca de Henares (Guadalajara), durante una actuación. | R. A. M. S.

La banda de gaitas, en Azuqueca de Henares (Guadalajara), durante una actuación. | R. A. M. S.

La Banda de Gaitas “La Reina del Truébano” de Navia recupera “feliz” los viajes que hacía antes de marzo del pasado año, cuando se declaró la pandemia del coronavirus y con ella se instauraron las restricciones sanitarias y llegó el miedo. El grupo de músicos liderado por el valdesano Luis Feito tiene claro que “no hay nada como sentir el directo” y por ello sabe que para emocionar al que escucha es necesario viajar y hacer llegar el sonido de la gaita y del tambor asturiano “en vivo”.

El pasado fin de semana 36 miembros de la famosa banda –una de las más importantes del Occidente si tiene en cuenta su proyección y número de conciertos–, partieron hacia Azuqueca de Henares, en Guadalajara, para participar en el hermanamiento de Navia y Valdés con el manchego gracias a una celebración organizada por el centro asturiano de allí. “No sabemos cómo expresar lo que sentimos, estamos felices de volver a vernos con el público”, manifestó a este diario el director de la banda.

Todo transcurrió como se esperaba y cada actuación fue, si cabe, más emotiva de lo habitual. “Estamos impresionados porque la gente de fuera de Asturias nos conoce y nos sigue; la mejor forma de agradecerlo es viajando y actuando en directo”, opina Feito. Este viaje contó además con el apoyo de los alcaldes de Navia y Valdés, Ignacio García Palacios y Óscar Pérez, respectivamente, quienes viajaron a Azuqueca de Henares por el hermanamiento y aprovecharon para mostrar su apoyo institucional a la agrupación naviega.

La banda volvió a Navia con algo muy importante: un aplauso de “cuatro minutos de duración” que pocas veces se cosecha. Luis Feito relata lo vivido: “Lo que comenzó con una simple actuación de ‘La Reina del Truébano’ resultó un gran éxito institucional, con recepción oficial del Ayuntamiento de Azuqueca de Henares a los ayuntamientos de Navia y Valdés”. “El recibimiento por parte de la casa de Asturias, con su presidenta a la cabeza Mamen López, fue muy acogedor; nos sentimos muy queridos en todo momento”, añadió. La actuación final en el parque de la Quebradilla fue, además, “absolutamente inolvidable” porque allí fue donde se evidenció el gran apoyo del público al sonido de la banda: “Más de cuatro minutos ininterrumpidos de aplausos”, insistió Feito.

La banda, con la bandera asturiana, durante las celebraciones. | R. A. M. S.

La banda, con la bandera asturiana, durante las celebraciones. | R. A. M. S.

Durante el hermanamiento, el presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha, Pablo Bellido, dijo que Asturias “es un paraíso, cultural y social”. El Alcalde de Azuqueca de Henares, José Luis Blanco, también intervino y agradeció a la Casa de Asturias, el “esfuerzo” por organizar el acto. “Es importante que los municipios tengamos esta colaboración para beneficiar a los vecinos”, opinó.

Por su parte, los alcaldes asturianos recordaron que siempre es positivo “sumar y hacer de las diferencias algo enriquecedor”. La celebración oficial concluyó con la interpretación por parte de la banda de gaitas naviega del himno de la Casa de Asturias de Azuqueca que firma Chema Fernández.

“La Reina del Truébano” recuperó así su actividad. “Somos un grupo de músicos, pero también de personas que después de mucho tiempo volvemos a viajar y a trabajar juntas”, señaló su director. El conjunto cree que cada vez que viaja hace promoción de Asturias y de sus tradiciones.

Las próximas paradas ya están señaladas: Mondoñedo, Oviedo y Arriondas.

Compartir el artículo

stats