Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tineo cuenta el paso de Rafael del Riego

El concejo viaja a 1820 para recrear la visita del militar que se sublevó contra Fernando VII a su tierra natal: “Era un defensor de la libertad”

Pedro Villanueva, interpretando a Rafael del Riego, en la plaza del Ayuntamiento, con las tropas tras él. | A. M. Serrano

Recordó ayer la capital de Tineo cómo recibió el 4 de octubre de 1820 a su vecino, el militar y político Rafael del Riego y Flórez (Tuña, 1784- Madrid, 1823), en su visita a su Asturias natal, tras su famoso pronunciamiento contra la monarquía absoluta de Fernando VII en Las Cabezas de San Juan (Sevilla). Fue el primer militar golpista de la historia moderna de España.

Marcaba el reloj las doce y media del mediodía cuando el militar descendió de su caballo, fue recibido por el alcalde y, en la misma plaza del pueblo, pronunció su discurso. “A favor de la libertad, de las libertades de todas las partes porque la libertad es de todos”, contó su recreador, el politólogo, miembro de la Asociación de Recreación Histórica Cultural de Asturias y vecino de Cerrado, Pedro Villanueva.

En la villa fue seguido por un buen número de personas que no dudaron en gritar “¡Viva Riego!” al paso de la hoy querida figura en su Tuña natal. “Hay que conocer el pasado para caminar por el presente y proyectar el futuro”, dijo el actos que dio vida a Rafael del Riego, quien desmitificó la figura del general como “solo republicano”. “Hay mucho que estudiar todavía hoy sobre el personaje, porque era defensor de las libertades y contrario al absolutismo del rey Fernando VII, pero no por ello menos monárquico”.

Pedro Villanueva, interpretando a Rafael del Riego, bailando con un grupo de vecinas de Tineo. | A. M. Serrano

Disquisiciones históricas y opiniones al margen, ayer se pudieron escuchar en Tineo las mismas palabras que se pronunciaron hace más de dos siglos. “Amados conciudadanos: aunque educado en la servidumbre de un gobierno despótico, mi corazón vio con horror las cadenas que oprimían a nuestra madre patria; yo me llené de espanto al ver a tantos hombres libres por naturaleza, dotados de fuerza y valor sucumbir al yugo que le imponía otro hombre que solo por el consentimiento de los demás podía conservarse en el alto puesto que ocupaba”, rezó el discurso en su inicio. “Yo me felicito por haber contribuido a vuestra libertad y os doy las más expresivas gracias por los elogios que tenéis a bien dispensarme y los cuales pertenecen más bien a mis beneméritos compañeros de armas, que son los que derrocaron la tiranía”, continuó.

Formaron más tarde tropas, en uno de los movimientos teatrales más seguidos y aplaudidos, y el general pudo disfrutar del baile con un grupo de mujeres tinetenses. Cuenta la leyenda, “algo que es más historia social que nada”, dijo Pedro Villanueva, que el “apuesto” general bailó con las mujeres allí congregadas, en la plaza de Tineo, y lo hizo con ilusión. Fue uno de los momentos más animados de la interpretación de ayer. No faltaron tampoco en Tineo, cosas ya de la actualidad, las gaitas con las que celebrar esta recreación organizada por el Ayuntamiento de Tineo y los móviles para recordar tan ilustre visita.

Más tarde, en la plaza de Las Campas se desarrollaron otras escenas. Allí donde Rafael del Riego reconoció la entrega del militar de Dagüeño (Cangas del Narcea) Pedro del Tronco. El soldado que se alistó voluntario en la Guerra de la Independencia y murió fusilado en esa misma plaza en 1809. El concejal de Cultura, Marcos da Rocha, quien interpretó al Alcalde de 1820, agradeció la participación y el público, y anunció sorpresas y más contenido para la próxima edición de la visita, ya en octubre de 2022.

Compartir el artículo

stats