Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ganaderos y agricultores se unen para rechazar la mina de Salave

La explotación aurífera “supondría un daño irreparable para nuestros animales, cultivos y puestos de trabajo”, denuncian

Sondeos para la mina de oro de Salave

Un grupo de agricultores y ganaderos potencialmente afectados por la posible explotación del oro de Salave, en Tapia de Casariego, mostraron ayer su rechazo a la mina, sumándose a las cofradías de pescadores del Noroccidente.

“Nuestro rechazo es firme y total”, indican en un comunicado, al tiempo que justifican su postura por la esencia en sí del sector, “uno de los más importantes en la zona Occidente y que necesita que se cuide del medio ambiente”. “Una mina supondría un daño irreparable para nuestros animales, cultivos y puesto de trabajo actuales”, señalan. En este grupo se incluyen ganaderías y explotaciones agrarias certificadas por el Consejo de la Producción Agraria Ecológica del Principado de Asturias (COPAE), empresas, dicen, “que están apostando por modelos sostenibles”.

“Les pedimos a los políticos que actúen con responsabilidad y rechacen de manera rotunda este proyecto especulativo y cortoplacista para no hipotecar de por vida nuestro entorno y modo de vida”, subrayan.

La mina de oro de Salave está en fase de tramitación, pendiente de una respuesta final, positiva o negativa, del Principado. Distintas empresas han intentado durante las últimas décadas, sin éxito, explotar el recurso aurífero tapiego, uno de los más importantes de Europa. Las quejas estaban hasta la fecha lideradas por la plataforma ciudadana “Oro No”.

Compartir el artículo

stats