Los proyectos de restauración para las minas a cielo abierto de Tormaleo (Ibias), Cerredo (Degaña) y de Buseiro (Tineo) han superado de manera satisfactoria el periodo de información pública abierto por el Gobierno regional. Durante ese periodo solo se recibieron dos alegaciones respecto a las propuestas presentadas para Tormaleo y Cerredo, pero ambas se manifestaban en positivo sobre los trabajos que se plantean para recuperar estos espacios mineros.

Tras cerrar la etapa de información pública, la directora general de Energía, Minería y Reactivación, Belarmina Díaz, hizo una visita acompañada por los técnicos de su departamento, personal de la empresa pública Tragsa, que será la encargada de realizar los trabajos, y los alcaldes de los tres municipios: Gemma Álvarez (Ibias), Óscar Ancares (Degaña) y José Ramón Feito (Tineo), para analizar las obras que se van a llevar a cabo en los tres emplazamientos y cuyo inicio se espera antes de finalizar el año.

Precisamente el domingo, se presentó en el colegio de Luiña el proyecto “Espacio Tormaleo”, una iniciativa empresarial que pretende dotar de actividad turística, cultural y de emprendimiento el entorno de la antigua mina, una vez restaurada. “Llevamos trabajando con ellos año y medio y el proyecto va en sintonía con lo que los vecinos quieren para ese espacio. Desde un principio ese fue el requisito que se puso”, explica Gemma Álvarez. José Ramón Feito aprovechó la visita para recordar que además de la restauración es necesario que se apueste por implantar actividades en la zona. “Les recordé que la restauración debe ser compatible con los proyectos planteados, el turístico y el de la instalación de una central de bombeo hidráulico reversible”.