Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los concejos de la Reserva del Eo lanzan un plan para impulsar el cerdo de tronco celta

El proyecto, dotado con 500.000 euros, contará con dos ganaderías modelo en Vegadeo y en el municipio lucense de Ribeira de Piquín

Gochu asturcelta.

La asociación de municipios de la Reserva de la Biosfera del Río Eo, Oscos y Terras de Burón (InterEo) recupera la acción liderando el proyecto interautonómico “Gestión de precisión en extensivo de ganado porcino del Tronco Celta en bosques caducifolios iberoatlánticos”. Este plan, financiado por el Ministerio de Agricultura, cuenta con un presupuesto de 513.000 euros y su objetivo es potenciar, a uno y otro lado del Eo, la cría de cerdos de tronco celta (gochu asturcelta en Asturias y porco celta, en Galicia).

“Es un proyecto muy ambicioso, que además permite a la asociación retomar la gestión”, precisa el presidente del colectivo asturgalaico y regidor de Vegadeo, César Álvarez. Uno de los primeros pasos será contratar a un ingeniero agrónomo que velará por el desarrollo del proyecto, que contará con dos ganaderías piloto: una en Vegadeo y otra en Ribeira de Piquín (Lugo).

La elegida en suelo asturiano es la veigueña Casa Cabo, que ya cuenta con gochu asturcelta. Ahora incorporará cincuenta ejemplares más dentro de esta iniciativa, que busca recuperar la cría de la especie y también demostrar que es posible “sacarle rendimiento en extensivo y en un bosque autóctono”. Del lado gallego se hará lo propio con una asociación de vecinos del municipio lucense de Ribeira de Piquín.

InterEo lidera el denominado Grupo Operativo Forescelta, del que forman parte diferentes entidades asturianas y gallegas, como el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario (Serida) o la Asociación de Propietarios Forestales del Occidente de Asturias (Asforocas).

Compartir el artículo

stats