Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gonzalo Prieto Ganador del Certamen de Arte de Luarca

“En el arte de hoy importa más el discurso que la técnica”

“El Ayuntamiento de Valdés es una rara avis, es muy difícil que te editen un catálogo de la exposición y aquí se hace”

Gonzalo Prieto, en su estudio. | R. A. M. S.

El vasco Gonzalo Prieto (San Sebastián, 1971) ha ganado el premio Ayuntamiento de Valdés del Certamen Nacional de Arte de Luarca. Reside en León, la tierra de sus padres, desde los doce años. Allí trabaja como ingeniero agrícola, mientras cuida de su estudio de arte y de una afición que se ha convertido en reconfortante trabajo.

–¿Cómo se inició en el mundo del arte?

–Desde siempre recuerdo haber pintado y dibujado de forma autodidacta, pero me formé como ingeniero agrícola en la Universidad de Valladolid. Fue ya con 30 años cuando comencé a tomarme más en serio mi afición a la pintura y me matriculé en el Centro Leonés de Arte, dirigido por Lázló Bartha y Miguel Ángel Febrero. Fueron unos años muy enriquecedores en los que me enseñaron a visualizar el mundo del arte desde otro prisma, con una mirada más personal. Desde entonces hasta hoy, ha sido un largo camino de continuo aprendizaje salpicado de agradables reconocimientos como ser finalista en el Premio Reina Sofía de Pintura y Escultura, entre otros.

–¿Qué supone ganar el mayor premio del histórico certamen de arte luarqués?

–Es un orgullo muy grande. Cualquier premio es importante y motivador, pero este es uno de los galardones con más solera de España y me hace especial ilusión. Cuando conoces el histórico de las ediciones anteriores y ves quienes han conseguido esta distinción, hace que te sientas afortunado.

–¿Qué opina de estas propuestas? ¿Ayudan a los artistas?

–A mi modo de ver las cosas, estos certámenes son una oportunidad para descubrir nuevos artistas y ayudarles a visibilizar sus trabajos. Hay muchos concursos de pintura a lo largo del año en toda la geografía, pero el de aquí es una cita con las artes plásticas en toda su dimensión, en la que tienen cabida la pintura, la escultura y la fotografía. Esto lo hace más interesante porque integra diferentes disciplinas. Por otro lado, no sólo hay que valorar los premios otorgados a los ganadores, sino la catalogación de la obra y la exposición itinerante organizada por Asturias durante todo un año, en la que se pueden ver las veinte obras seleccionadas.

–¿Cómo observa el mundo del arte?

–Es un mundo muy complicado si quieres vivir exclusivamente de tu obra. Son muchos los artistas que tienen que compaginarlo con otra actividad. Y no porque su trabajo artístico no sea bueno o no tengan pasión por lo que hacen. Vivimos un momento en el que es más importante el discurso que la técnica.

–¿Qué se necesita?

–No lo sé, pero me da la impresión de que falla algo. Supongo que hay profesionales que piensan en ello y tendrán una respuesta.

–¿Cómo cree que afectó la pandemia del coronavirus al ámbito artístico? Parece que promovió más si cabe la creación. ¿Fue así?

–Hubo que reinventar el mundo en general y eso incluye también al arte. Surgieron nuevos planteamientos e iniciativas artísticas desde redes sociales y plataformas digitales. La necesidad nos obligó a descubrir un museo mediante una visita virtual, por ejemplo. Todos estos cambios han venido para quedarse y debemos normalizarlos.

–¿Qué se puede hacer desde la administración?

–Poner en valor el trabajo de los artistas. Hoy ya puedes considerar un lujo que te editen un catálogo de una exposición. En Valdés se hace.

–¿Cómo valora el trabajo del Ayuntamiento de Valdés?

–Una rara avis, pero Asturias en general. Se están haciendo importantes certámenes en el Principado, tanto de pintura de estudio como al aire libre, que deberían ser ejemplo para otras comunidades. Les doy mi enhorabuena por ello. Rotundamente, se necesitan este tipo de certámenes.

Compartir el artículo

stats