Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un cazador denuncia la muerte de una perra por el ataque de los lobos

“Tienen hambre y cualquier cosa que quede en el monte les vale”, opina el sector agrario sobre el suceso de Cangas del Narcea

La perra “Braña”. | R. A. S.

El cazador de Cangas del Narcea José Manuel Regueiro denuncia la muerte de una de sus perras de caza por el ataque del lobo. El cazador, que también tiene una ganadería en Soto de Cibuyo, detalla que el animal se perdió el pasado sábado por la tarde en el monte del Monasterio de Hermo, después de una jornada de caza en el coto.

El can llevaba collar con GPS, lo que permitió al vecino cangués hallar los restos de la perra, de nombre “Braña”, a primera hora de la mañana del domingo, cuando salió en su búsqueda. “Solo encontré el collar y las tripas”, detalla el cazador.

“Nunca me pasó esto. No sabemos qué ocurre en el monte ni cuántos lobos hay, pero cada vez provocan más daños y nadie hace nada”, indica.

También la Unión de Sectoriales Agrarias de Asturias (Usaga) se suma a las críticas por la gestión del lobo por parte del Principado. “Esto es lo que dejan; tienen hambre y cualquier cosa que queda en el monte les vale”, opina el coordinador de Usaga, Fernando Marrón.

El cazador cangués asegura que en la zona tienen que contar cada día nuevas muertes de reses a causa de los lobos.

Compartir el artículo

stats