Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tragedia de Somiedo: “Estaba tan helado que Izan resbaló y se despeñó sin control”

El joven gallego de 20 años abría la marcha de regreso de una ruta por los lagos de Saliencia

Pablo Padín, uno de los tres senderistas que iba con Izan Garrido Núñez de ruta por los lagos de Saliencia, en Somiedo, se mostraba este jueves incapaz de asimilar la muerte de un amigo con el que compartió estudios desde los 3 años en el colegio O Cruceiro de Vilalonga (Sanxenxo) y en el instituto de la localidad. Fue el pasado lunes cuando emprendieron el camino de Somiedo. Izan lo descubrió el pasado año y se había quedado prendado. Con Pablo e Izan iban también Lucas y Marco, unidos por el gusto por la montaña.

Pablo Padín tiene grabado a fuego lo ocurrido. “Salimos pronto a caminar, casi al amanecer. A las nueve ya estábamos de camino y todo sucedió cuando estábamos de vuelta y cerca del coche, a eso de las once y media”. Iban caminando por un estrecho paso en fila india, Izan Garrido en primer lugar. Él fue el primero que se encontró con el nevero. “Izan pensó que no habría problema en pasar al otro lado, pero estaba tan helado que resbaló y se despeñó sin control”, aseguró.

La impotencia y desesperación les llevó a bajar a toda velocidad los cerca de 150 metros de ladera por el primer camino que encontraron. “Aún estaba ligeramente consciente”, dijo. Luego llegó un helicóptero con personal sanitario. Los médicos confirmaron el grave estado de Izan: un neumotórax, varias costillas rotas y un traumatismo craneoencefálico pudieron más que la lucha por la supervivencia y las maniobras de reanimación.

El fallecimiento de Izan Garrido Núñez ha generado una gran consternación en el deporte y en la sociedad arosana. Era “un gladiador”, como le definía Enrique Villadeamigo, presidente de la Sociedad Deportiva Romai en la que Izan jugaba como defensa. Los clubes de fútbol pontevedreses están valorando hacerle un homenaje. Este viernes, Izan Garrido será enterrado en el cementerio de San Vicente de O Grove, tras un funeral que tendrá lugar en la iglesia parroquial a las cuatro y media de la tarde.

Compartir el artículo

stats