Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan para proteger y ordenar el muelle de Figueras costará 3,6 millones de euros

El nuevo dique de abrigo exterior fijo medirá 185 metros, mientras que la dársena pasará de las 145 plazas de amarre actuales a 182

Dos personas, caminando por el muelle central, que será derribado para unificar las dos dársenas. | T. Cascudo

El Principado ya ha puesto en marcha la tramitación del proyecto para dar seguridad y reordenar el puerto de Figueras, una actuación largamente demandada en esta localidad castropolense. La actuación costará 3.636.512 euros y su principal obra será la construcción de un dique exterior fijo de 185 ,80 metros que garantizará la seguridad de la dársena, donde aumentarán las plazas de amarre desde las 145 actuales hasta un total de 182.

El gobierno regional acaba de sacar a información pública la evaluación de impacto ambiental del proyecto, donde se desgranan sus principales características. Solo el dique exterior, que tendrá dos alineaciones para adaptarse a la forma natural del canal de navegación, costará 1.130.350 euros. Este espigón sustituirá al dique flotante existente y permitirá “la completa protección de la dársena frente al oleaje”, según el proyecto.

Dragado

Además, está previsto demoler el muelle central que separa la vieja dársena pesquera del puerto deportivo. De este modo, se consigue una dársena libre de obstáculos que podrá “ser ordenada adecuadamente”, separando la zona de las embarcaciones deportivas de las pesqueras, que se reubicarán en un pantalán que estará delante de los almacenes de pescadores. Previamente al inicio de la obra, se hará un dragado de toda la zona, donde está previsto extraer 54.349,65 metros cúbicos de materiales.

“Es un proyecto ambicioso y moderno que entendemos no tenga problemas para superar la tramitación medioambiental, porque no supone aumentar la superficie de lo que tenemos actualmente”, señala el presidente del Club Náutico, José María Alonso. Defiende que Figueras es un puerto que funciona todo el año, que está “muy cuidado”, genera un puesto de trabajo permanente y “sirve de abrigo para todo el Occidente”.

Compartir el artículo

stats