El colegio de Santa Eulalia de Oscos vuelve a recibir hoy jueves al alumnado del centro, en huelga desde el martes de la semana pasada por la problemática abierta con el cocinero titular de esta escuela adscrita al colegio rural agrupado Oscos. Las familias decidieron suspender la huelga ayer por la tarde, al recibir la información de que hoy mismo se incorpora al servicio de comedor un cocinero más, con contrato de 35 horas y con vigencia hasta el 8 de abril.

Las familias confían en que la duración del contrato se prorrogue hasta final de curso, tal y como la Dirección General de Planificación de la Consejería de Educación había anunciado a principios de semana. Así, advierten de que “seguiremos luchando para no encontrarnos siempre con el mismo problema”. La polémica se arrastra desde 2020, cuando el cocinero se presentó en el centro en estado de embriaguez.