Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

ESO y Bachillerato tendrán el próximo curso contenidos sobre memoria democrática

Camblor anuncia en La Espina, en el homenaje a José Maldonado, que la medida afectará a la asignatura de Historia en los institutos asturianos

Por la izquierda, Sergio Hidalgo, José Ramón Feito, Pedro Vila, José Antonio González, Rita Camblor, Víctor Manuel Alba y Alejandro Villa, ayer, durante el acto de homenaje. | A. M. Serrano

Los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria y Bachiller de Asturias estudiarán a partir del curso 2022/2023 la vida y trayectoria de personajes de la vida política española más reciente, la llamada “memoria democrática”. La consejera de Presidencia, Rita Camblor, anunció ayer este cambio del contenido académico que afectará a la asignatura de Historia en el homenaje que el Gobierno autonómico organizó al último presidente de la República en el exilio, el tinetense José Maldonado (1900-1985) para recordar el 37.º aniversario de su muerte. “A esta parte de la historia nunca llegábamos por estar al final del temario, queremos que nuestros alumnos no tengan las carencias de otra generaciones”, justificó.

Asistentes a la ofrenda floral en la tumba de José Maldonado, en el cementerio de La Espina. | A. M. Serrano

Camblor dejó claro durante el homenaje que el Principado está obligado a hacer este tipo de actos en virtud de la Ley para la recuperación de la memoria democrática en el Principado de Asturias. La consejera leyó incluso el preámbulo de la norma: “La recuperación de la memoria democrática es una obligación ética, política y también legal de los poderes públicos. Recuperar del olvido a quienes defendieron la democracia y sus valores frente a la rebelión fascista es un imperativo ético y moral que el Principado de Asturias no puede obviar. Los demócratas estamos en deuda con ellos”.

Fue la consejera de Presidencia la encargada de entregar cuatro placas con un foto de José Maldonado durante el acto. Las recibieron el presidente de la asociación que lleva el nombre de político, Pedro Vila, el presidente del Ateneo Republicano de Asturias, Alejandro Villa, el alcalde de Tineo (concejo natal de José Maldonado), José Ramón Feito, y un portavoz de la familia, José Antonio González.

“Estas placas que entregamos a quienes velan por su legado y por su memoria son un reconocimiento de toda la ciudadanía a su figura”, aclaró Camblor. El acto, que reunió a medio centenar de personas, se celebró en el exterior de cementerio de La Espina, donde descansa el político. En el interior se hizo una ofrenda floral, lo permitido por el Arzobispado, institución que denegó acceder al camposanto para otro cometido. En declaraciones a este diario, fuentes del Arzobispado aclararon el motivo, alejado de la política: “(Hacer solo la ofrenda en el interior)... es lo propio en un lugar como un cementerio, un lugar de silencio, de respeto, de oración”. Además, añadieron que el Principado “propuso este esquema del acto a la parroquia y al Arzobispado”.

En la celebración no faltaron los símbolos y las consignas republicanas. Se pudieron ver las banderas tricolor y se lanzaron claveles rojos sobre la tumba de José Maldonado, una vez depositados los ramos. Los presidentes de llos colectivos ensalzaron el legado democrático del político. El primero en intervenir fue el presidente del Ateneo Republicano de Asturias, Alejandro Villa, para quien José Maldonado es “un ejemplo enorme”. El que fue “representante de la legitimidad de la República hasta 1977 es el ejemplo más notable” de respeto a las instituciones democráticas. Por ello, para Villa el Principado debe plantearse celebrar el día de la Memoria Histórica una vez al año y hacerlo el 11 de febrero, día de la muerte del último presidente de la República.

“Más pedagogia”

El presidente de la asociación “José Maldonado”, Pedro Vila, recordó la faceta de masón del político, dijo que hoy en día todavía hay una democracia “con deficiencias” a juzgar por lo que ocurre en la política actual e hizo dos peticiones: una, que el Principado haga más pedagogía para que se conozca el significado de la República española, y dos, que se recuerde más a republicanos asturianos. Vila también quiso dejar constancia de que “republicano no es sinónimo de izquierdista ni de antiespañol”.

Durante el acto el secretario del Ateneo Republicano, Miguel Bernaldo, leyó un escrito de la sobrina nieta de José Maldonado, Concepción Maldonado, en el que se recordó la “honestidad” y la “ética” de una persona que solo dejó de ser presidente de la República en el exilio, “cuando el pueblo español pudo decidir en libertad” mediante instituciones democráticas. “Queda mucho por contar; el silencio fue hasta ahora para muchas familias una forma de protegerse”, trasladó quien en su escrito animó a la sociedad a “llevar lo silenciado al campo de lo compartido” y a homenajear a los que lucharon por valores justos.

La Consejera de Presidencia también loó la figura de José Maldonado y dijo que Asturias debe “neutralizar el olvido”. En La Espina estuvieron el eurodiputado Antonio Masip, el exalcalde de Oviedo Wenceslao López, el expresidente del Principado Juan Luis Rodríguez-Vigil, los alcaldes de Tineo y Salas, José Ramón Feito y Sergio Hidalgo, respectivamente, y vecinos de la zona.

Compartir el artículo

stats