Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las emprendedoras de Taramundi soplan velas

Mari Carmen López y Ana Cotarelo fundaron la primera quesería del concejo y promovieron la feria que cumple ahora 25 años: “Luchamos como campeonas”

Por la izquierda, Ana Cotarelo y Mari Carmen López, con los preparativos de la feria. | T. Cascudo

Se podría decir que las taramundesas Ana Cotarelo y Mari Carmen López son pioneras por partida doble. No en vano, no solo trabajaron codo con codo en la puesta en marcha de la primera y única quesería artesanal del concejo, sino que promovieron la feria del queso y productos locales de Taramundi, que el próximo sábado celebrará por todo lo alto sus bodas de plata. “Luchamos como campeonas”, aseguran.

La entonces denominada Cooperativa de Productos Lácteos de Taramundi se fundó en 1989 con la participación de seis ganaderías y, un año después, salieron al mercado sus primeros quesos. Primero bajo la marca “El Carballo” y, después, con el reconocido sello de “Quesos de Taramundi”, sus productos han logrado hacerse un hueco en el mercado. Lo más difícil, confiesan, fue vencer las resistencias iniciales por nacer en una comarca sin apenas tradición quesera. “Era salir de la nada. Los comienzos fueron difíciles”, relatan.

En aquellos tiempos recibieron la ayuda del maestro quesero Jordi Feliú y el aliento de Jesús Mier, responsable del hotel rural La Rectoral que, para ellas, es “el motor” del concejo junto a Os Teixóis. “Jesús nos decía que no tuviéramos miedo, porque lo que sabíamos hacer nosotras no lo sabía hacer nadie, que fuéramos con la cabeza siempre alta. Nos ayudó mucho”, recuerdan. Mier las animó a innovar y fue, en parte, el responsable de su original queso a base de leche de vaca, nuez y avellana, convertido ahora en la estrella de la casa. Tanto que de los 33.000 kilos anuales de queso de siete referencias distintas que producen, alrededor de 12.000 son de esta particular variedad con frutos secos. “Hoy es nuestro referente, porque es un queso único en España y gusta por su originalidad”, apunta Cotarelo, que aún sigue trabajando en la quesería.

Mari Carmen López se jubiló en 2007, justo un año después de la transformación de la cooperativa inicial en la Sociedad Limitada Eo Leche, que actualmente cuenta con trece socios ganaderos y dos trabajadoras. Dos años más tarde tuvo lugar otro hito de la empresa, al trasladarse al polígono industrial de Taramundi donde recibe a cientos de visitantes. De hecho, la venta directa en el obrador representa el 30 por ciento de su producción total.

Expositores

En 1996 se les ocurrió convencer al gobierno local para crear una feria del queso que se ha convertido en toda una referencia en el Principado. “Había ferias por todos sitios y aquí no. La verdad es que ya la primera edición fue un éxito y no tuvo altibajos”, apunta López, que sigue colaborando con la organización. Las ferias, dicen, son buenas para darse a conocer y también suponen oportunidades únicas para intercambiar conocimientos con otras empresas del sector.

Cotarelo está acostumbrada a hacer unas diez ferias al año y dice que la mejor en cuanto a ventas es la taramundesa. Tiene la ventaja de jugar en casa, pero también los queseros invitados ratifican la buena acogida que tiene esta convocatoria, que se celebra cada sábado de Semana Santa. En 2020 habría tocado celebrar el aniversario, pero el covid obligó a posponerlo. El sábado soplarán las velas de la cita, que contará con 45 expositores. Se podrá visitar de 11.00 a 15.00 horas en el polideportivo.

Compartir el artículo

stats