Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El proyecto para el Corredor del Navia entre Boal e Illano, a punto de adjudicarse

El vicepresidente Juan Cofiño, de visita en el concejo boalés, avanza también el próximo inicio de la reparación del firme del tramo de El Espín

Juan Cofiño y José Antonio Barrientos, atendiendo ayer la explicación del responsable de la obra del saneamiento boalés. | T. Cascudo

El Principado sigue avanzando en su plan de mejora para la carretera AS-12 o Corredor del Navia, una actuación muy demandada. El vicepresidente del Principado, Juan Cofiño, confirmó ayer en Boal que no solo está ultimándose la puesta en marcha de la obra de mejora del asfalto del primer tramo, entre El Espín (Coaña) y Boal (ya está seleccionada la empresa que se hará cargo), sino que están a punto de adjudicar la redacción del proyecto de los dos tramos entre Boal e Illano donde se contemplan mejoras más ambiciosas, con algunos cambios de trazado.

Cofiño, que visitó el concejo boalés para dar cuenta del estado de la obra del saneamiento, no quiso entrar en más detalles o dar plazos sobre el inicio de las obras por ser unos trabajos dependientes de la consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial. La redacción del proyecto para mejorar dos tramos entre Boal y Gío, en Illano, salió a licitación a principios de año por un importe de 496.319 euros y un plazo de ejecución de siete meses. El presupuesto de la obra en sí rondará los 37, 5 millones.

Sobre el saneamiento boalés, Cofiño constató la buena marcha de los trabajos, que comenzaron a finales de 2020 y ya están ejecutados al sesenta por ciento. La obra, salvo imprevistos, estará lista a principios de 2023. Actualmente está prácticamente finalizada la red de algo más de siete kilómetros de colectores y construidos tres de los cinco aliviaderos previstos, que tendrán la misión de incorporar las aguas recogidas por los tramos secundarios. Las obras de la depuradora incluida en el proyecto están en fase inicial.

Saneamiento y vertidos

Esta actuación beneficiará a 1.426 habitantes y cuenta con una inversión de 3.741.557 euros. “Va a solucionar casi definitivamente los problemas del saneamiento del concejo”, indicó. En este sentido, el alcalde boalés, José Antonio Barrientos, destacó la importancia de unos trabajos que afectan a todo el valle en el que se enclava la villa. “Es una obra importantísima que soluciona un problema de vertidos al río al que había que dar solución”, señaló el regidor, que recordó que para completar el saneamiento queda el proyecto del valle de detrás de Llaviada. El proyecto ya está listo y Cofiño confía en que la obra se pueda encajar en el presupuesto del año que viene para dejar el concejo listo en materia de saneamiento y depuración.

Compartir el artículo

stats