El Consejo de Gobierno del Principado aprobó ayer la segunda fase de las obras de saneamiento y depuración de Puerto de Vega, en Navia, con una inversión de 917.036 euros. También dio luz verde al proyecto para dar este mismo servicio a La Espina, en Salas, con un presupuesto de más de 1,8 millones de euros. Esta última iniciativa afectará también a varios núcleos de población del municipio de Tineo.

La actuación prevista en Salas prevé la construcción de una estación depuradora para tratar las aguas residuales de Bodenaya y La Espina y de los núcleos de Tineo de El Pedregal, Bedures, El Coutu, L’Espín, La Güergula, La Miariega y La Preda.

También se ejecutará un colector interceptor de 500 metros de longitud que se conectará con la red de saneamiento existente en La Espina. En un futuro, la red se ampliará a otras secundarias y terciarias y a acometidas domiciliarias en localidades que no disponen actualmente de saneamiento.

Los trabajos en La Espina tienen un plazo de ejecución de 20 meses y la inversión que, en concreto, asciende a 1.888.509 euros y se distribuirá en tres años: 380.000 euros para este año, 900.000 el próximo 2023 y 601.509 euros para 2024.

Asimismo, el Ejecutivo autorizó la segunda fase de la obra del saneamiento y depuración de Puerto de Vega, en Navia. Los trabajos consistirán en la construcción de una estación de bombeo y una depuradora, cuya licitación está prevista para este próximo verano con un presupuesto de 917.036 euros. La zona de bombeo impulsará los vertidos de las aguas residuales de la localidad naviega hasta la depuradora, donde finalmente serán tratados.

Anualidades

Las obras, con un plazo de ejecución de nueve meses, consistirán en la construcción de una estación de bombeo que impulsará los vertidos de aguas residuales de Puerto de Vega a la futura depuradora, cuya licitación está prevista para este verano. La financiación se distribuirá en dos anualidades: 330.000 euros para este año y 587.036 en 2023.

Este proyecto es el segundo de un conjunto de actuaciones para tratar las aguas residuales de Puerto de Vega, que se realizarán en tres años, y a los que se destinarán globalmente más de 5 millones cofinanciados por el Fondeo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

El primero de ellos, detalla el Principado, fue la construcción de la tubería, ya adjudicada en marzo pasado, que conducirá las aguas residuales desde la estación de bombeo hasta la futura depuradora.

Los trabajos se completarán con la creación del emisario que devolverá el agua al mar una vez tratada en la depuradora.