Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presentación del mastín asturiano: el “pastor del osu”, el can espantalobos

Los criadores de mastín asturiano presentan en Cangas del Narcea “un perro idóneo para el cuidado del ganado, distinto al de raza española”

Maikel Coviella con «Bardu», Gausón Gutierri con «Lola» y Andoni Madariaga con «Bres», ayer, en el recinto ferial de La Imera, en Cangas del Narcea. | S. Arias

Es el mejor aliado del ganadero asturiano, el que protege las reses y previene los daños de la fauna salvaje a la cabaña ganadera. Así se presentó ayer el mastín asturiano o “pastor del osu” en el marco del concurso-exposición de razas autóctonas de Cangas del Narcea. Un animal que es “un arma más para evitar los ataques de la fauna salvaje, como el lobo, a los rebaños de cabras, ovejas y vacas”, precisó Francisco Juan Soto Ampudia, presidente de la asociación de Criadores de Pastor del Osu o Mastín Asturiano.

Es un perro distinto a la raza española, “con la cabeza más pequeña, pecho más ancho y patas más cortas, con entre 50 y 70 kilos de peso”, detalló Soto. Un animal idóneo para el cuidado del ganado que los criadores han recuperado en la última década sumando ya 30 ejemplares. Y, en Cangas del Narcea, la raza causó sensación. “Nos preguntaron mucho y ya hay gente que se apuntó para criar ellos también”, celebró Soto.

Compartir el artículo

stats