Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cudillero llena la calle para festejar San Pedro: "Hay más ganas que nunca"

Los vecinos disfrutaron del pregón y el desfile en una soleada jornada, víspera de l’Amuravela, en la que se defendió "la libertad y la diversidad"

21

En imágenes: Así festejan los pixuetos a San Pedro en Cudillero

Cudillero brilla en la antesala del día grande de las fiestas de San Pedro. Lo hizo sin mascarillas "y con más ganas que nunca", como explicaba ayer la pixueta Ana García. Hacía dos años que, por el covid, ni el vecindario ni los turistas vivían una jornada "tan especial" por ser este encuentro más familiar y un recordatorio de lo que muchos mayores vivieron de niños. "Vienes al mediodía a ver qué pasa y recuerdas tu niñez, es muy emotivo y después de dos años sin fiestas teníamos muchas ganas", contó María Álvarez.

El desfile salió puntual desde la estación de autobuses a las doce del mediodía. Repicaron las campañas, avisaron los voladores y la comitiva descendió hasta la plaza de San Pedro. Abría el paso la banda de gaitas "Avante Cuideiru" con su esperado repertorio. Le seguían el barco desde el que hoy, miércoles, se recitará el sermón de l’Amuravela, y cerrando el grupo destacaba la carroza de la pregonera de este año, el personaje "Marisina", interpretado por Pedro Durán.

Poco tardó la muchedumbre en aplaudir la llegada de la comitiva a la concurrida plaza, donde lució el sol durante una jornada en la que no faltaron los trajes pixuetos. Los menores fueron en parte los protagonistas por vestir el atuendo típico y hacer la tradicional ofrenda floral a San Pedro.

La imagen del santo salió de la iglesia para recibir el desfile y no volvió a entrar hasta que faltaban minutos para dar paso el pregón. El alcalde, Carlos Valle Ondina, tomó la palabra desde el balcón del Ayuntamiento para dar la bienvenida a las fiestas después de dos años sin celebración por la pandemia, "que nos ha enseñado a valorar lo que realmente importa, como la familia", dijo. Valle aprovechó su discurso para defender una sociedad "libre y diversa" al coincidir la celebración local con el Día Internacional del Orgullo LGTBI. No faltó en la Casa Consistorial la bandera de colores y la pregonera "Marisina" también hizo referencia, para defenderla, a una sociedad "diversa". Multitudinaria fue la asistencia a las palabras del Alcalde y la pregonera, cuyos discursos se siguieron en un silencio solo interrumpido por aplauso y los vítores a Cudillero.

Hoy, miércoles, se celebrará el sermón de l’Amuravela, recitado por Cesáreo Marqués. Serán casi 700 versos que contarán a San Pedro las noticias del último año.

Compartir el artículo

stats