Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una japonesa y un italiano ganan el campeonato de bateo de oro de Navelgas

"Ha sido increíble, acompañó el tiempo y salió todo genial", celebran los organizadores de una competición que batió récords con 170 inscritos

El podio, con Hideko Nakano en el centro. | R. S. A.

"Ha sido increíble, salió todo genial, nos acompañó el tiempo y hubo un gran colorido de países en la competición", subrayó César Castaño, presidente de la Asociación de bateadores "Barciaecus" al culminar, ayer, la vigésimo primera edición del Campeonato Nacional de Bateo de Oro de Navelgas, en Tineo. De hecho, los extranjeros fueron los protagonistas del podio imponiéndose en la clasificación absoluta, tanto en categoría masculina como femenina. La japonesa Hideko Nakano y el italiano Luca Pasqualini, quienes, además, son pareja, fueron los vencedores.

Por otro lado, en la categoría supercampeón, en la que participan bateadores de todas las edades, ganó el juvenil asturiano Mario Martínez Rodríguez, quien logró encontrar las once pepitas de la prueba en un tiempo de 2,37 minutos. Detrás, Pasqualini y el también asturiano Andrés Garrido González, quienes hallaron un total de diez piezas de oro.

El podio juvenil.

El campeonato, patrocinado por LA NUEVA ESPAÑA, ha sido de récord, apunta Castaño. "La pena es que tuvimos que dejar fuera a bastante gente por no tener capacidad para más. se apuntaron 170 bateadores, por lo que estamos muy contentos" indicó. Él fue el encargado, junto con el alcalde, José Ramón Feito, y el edil Marcos da Rocha de recibir al presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, que disfrutó de las series finales.

Los niños.

Una rondas en las que, en categoría femenina, la plata fue para la eslovaca Renata Kocurova y el bronce para la francesa Anabelle Lamarque. La cuarta clasificada, la española Alicia Menéndez Fernández, resultó la ganadora nacional. En cuanto a los hombres, el segundo clasificado fue el holandés Walter Van der Poel, seguido por el asturiano Andrés Garrido González, que, en consecuencia, se proclamó campeón de España.

Compartir el artículo

stats