Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tapia de Casariego cierra un festival intercéltico "de diez"

La banda de gaitas local y las invitadas desfilaron ayer emocionando a todos y rindiendo tributo a los pescadores

Dos instantes de la alborada, el desfile de música celta que se celebró ayer en Tapia de Casariego. | A. M. S.

Tapia de Casariego cierra hoy, lunes, el XXV Festival Intercéltico d’Occidente de Asturias (Fido) con las "mejores impresiones" de los últimos años. El coordinador de la cita musical y cultural, quien también dirige la banda de gaitas tapiega, Martín Fernández, asegura que no esperaban tanto seguimiento ni tampoco tan numeroso público, al estar este fin de semana lleno de actividad de ocio en Asturias. "Sólo puedo decir que ha sido un éxito rotundo; le damos un diez", señala.

La alborada y la misa cantada, celebradas ayer, domingo, a mediodía, son dos de las citas más especiales para los seguidores del popular certamen dedicado a la música celta. Las calles tapiegas se llenaron de personas interesadas en los sonidos de gaita y tambor en una jornada que, como las pasadas. convirtieron a la villa tapiega en la capital asturiana de la música celta.

La agrupación local y las llegadas expresamente para el festival desde Escocia e Irlanda pasearon por la villa, dando a conocer solo una parte de su repertorio y "emocionando a visitantes y vecinos", quienes en silencio y con total respeto siguen la actuación. "Es una de las cosas más bonitas del festival porque, además de escuchar la música, muestras el pueblo. Por eso tiene mucho encanto", opina el director del popular encuentro celta tapiego.

En esta vigésimo quinta edición se programó "un poco de todo", indica Fernández y eso permite ganar adeptos porque "la oferta es variada y llega a más gente, tiene en cuenta más inquietudes". Ademas, el concierto del sábado en la playa del Murallón con "Meehan Family North Coast Dance Company" y Anxo Lorenzo logró congregar a centenares de personas. Fue una sesión "para el recuerdo" por la cantidad de gente que se animó a seguir las canciones y también por la calidad de la interpretación.

Tapia de Casariego cierra un festival intercéltico "de diez"

El programa también destacó este año por recuperar todos los actos pese a no poder organizarse los dos últimos años por la pandemia del coronavirus. Hubo curso de baile asturiano e irlandés y para celebrar los 25 años del Fido se organizó una exposición en la antigua casa de cultura que mostró los avances de la cita musical y cultural.

Estos días, no falló el homenaje a todos los marineros que perdieron su vida en el mar "y también a los que día a día se ganan la vida en las aguas del Cantábrico". Las bandas de gaitas mostraron una vez más su respeto al gremio marinero al hacer un saludo especial ante la escultura "Homenaje al pescador" durante la alborada celebrada ayer. También participaron en la misa cantada. Solo es posible ver este recital durante el Festival tapiego y, además, cuentan en el pueblo que aunque quisieran hacer idéntica o parecida actuación en otro lugar, no sería posible: "La acústica es aquí especial" por el diseño del templo.

Hoy, lunes, en Tapia de Casariego se hace una simbólica despedida del festival con el arriado de la bandera celta.

Compartir el artículo

stats