Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lluvia no pudo con San Roque en Tineo

"El mal tiempo de la tarde nos decepcionó, pero no nos frenó", afirman los romeros sobre una fiesta algo deslucida por el temporal vespertino

La celebración de la misa, a mediodía, antes de que comenzara a llover. | T. C.

Había ganas, muchas ganas, de vivir el "día grande" de San Roque en Tineo, pero el tiempo se empeñó en complicar la fiesta y deslucir una jornada llamada a ser histórica. A media tarde se cumplieron las peores previsiones y cayó "el diluvio" sobre el Campo del Santo. Aún así, los más fieles y valientes no se rindieron. "Aquí estamos, resistiendo", bromeó Amor González, fiel de la celebración y presidenta de la Asociación Cumbre, responsable del pregón de los festejos de este año.

La procesión de San Roque. | T. C.

"El lunes hubo un día fenomenal, con mucha gente, más que ningún otro año, pero hoy nos fastidió el tiempo y no nos dejó comer en el Campo de San Roque. Estamos bajo una carpa, pero no es lo mismo", lamentó la pregonera, Amor González. Y es que el Ayuntamiento decidió por la mañana, a la vista de la mala previsión meteorológica, trasladar las muchas actividades de animación previstas a lo largo de la jornada para la carpa instalada en el alto del Campo. Allí se celebraron todos los conciertos, mientras que la función de teatro programada se desarrolló en la bolera. Lo que sí pudo hacerse con normalidad fue la parte religiosa de la cita. La misa, cantada por Odón del Paganéu, se hizo al aire libre, en seco, y con muy buena afluencia de gente.

Un grupo de romeros. | R. T. C.

El alcalde de Tineo, José Ramón Feito, coincide con la pregonera en la buena afluencia de gente que recibió el Campo el lunes, cuando se celebró el día del bollo. En general, señala el regidor, este año todas las actividades están teniendo una muy buena respuesta por parte del público. "Lo del lunes fue increíble. La gente, después de dos años de pandemia, tenía ganas de fiesta, de juntarse y de disfrutar", señaló Feito, quien lamentó también que la lluvia estropease en parte la jornada de San Roque.

La peña Sin Nombre, en el Campo de San Roque.

Otra asidua de la fiesta es Trinidad Lobato, presidenta de la Asociación de Amas de Casa de Tineo, que lamentó no haber podido disfrutar de la jornada en el Campo como es costumbre. "Fue una pena, pero está bien que las actividades sigan. Los que vivimos San Roque a tope estábamos esperando el regreso como agua de mayo, así que nos quedamos un poco decepcionados por la lluvia, pero tampoco nos frenó", bromeó a media tarde, dispuesta a descansar un rato antes de regresar para la verbena.

Ambiente en la verbena del lunes. | R. T. C.

Los integrantes de la peña Sin Nombre, que este año cumple treinta años de historia, forman parte de los valientes que no fallaron a San Roque. "Ahora está cayendo la mundial", señaló Luis Ángel González en torno a las seis de la tarde. Preguntado por la razón de resistir al temporal, la respuesta no deja lugar a dudas: "San Roque va más allá de una simple fiesta, es un sentimiento".

La peña La Resaka, lista para disfrutar.

Y ese sentimiento tratan de inculcarlo a sus hijos para que la fiesta perviva por muchos años.

Otra peña que no dudó en juntarse en el "día grande" fue La Resaka, que en 2023 cumplirá veinte años. "Es una pena que llueva, porque teníamos un montón de ganas", señaló Daniel Díez, quien indicó que, a media tarde, cayó agua en Tineo "como no había llovido en todo el año". Su peña trata siempre de colaborar en todo para que San Roque mejore y crezca poco a poco. Este año destaca la implicación de veinticinco peñas, entre ellas la suya, para lograr financiar dos tardes de conciertos en los festejos. El "tardeo", como le bautizaron, fue todo un éxito.

Superado el "día grande", aún quedan dos jornadas intensas del programa de San Roque. Para hoy están previstas actividades dedicadas a los más pequeños, con fiesta de la espuma, hinchables y teatro infantil. Además, habrá verbena. Mañana, jueves, tendrá lugar una de las jornadas más especiales, con el tradicional desfile de carrozas, que llenará las calles de Tineo a partir de las seis y media de la tarde. Además, a medianoche y desde el recinto ferial, tendrá lugar la tirada de fuegos artificiales a cargo de Pirotecnia Pablo, otro de los puntos álgido de la programación tinetense.

Compartir el artículo

stats