Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Hallan en la ría del Eo una embarcación del siglo XIII para cruzar a los peregrinos

El descubrimiento "supone la primera prueba material del transporte usado en la peregrinación a Compostela", destacan los investigadores

Los arqueólogos trabajan en los restos de la embarcación, en el fondo de la ría del Eo. | Xunta de Galicia

La campaña arqueológica que desarrolla la Xunta de Galicia en el puerto de Ribadeo ha dado un significativo hallazgo, los restos de una embarcación en la que cruzaban los peregrinos del Camino de Santiago en la Edad Media para salvar la ría del Eo entre Asturias y Galicia y evitar dar un rodeo hasta Vegadeo ante la ausencia de puentes. El descubrimiento "supone la primera prueba material del transporte usado en la peregrinación a Compostela", indica la Consejería de Cultura gallega.

Se trata de una pieza longitudinal de madera labrada en forma de L, que tendría su base en Ribadeo. Si bien no se descarta que la embarcación haya pertenecido a la ribera asturiana. Los restos hallados, del siglo XIII, son el costado y el pantoque de la embarcación, el suelo, con una parte inferior casi plana que fue construida entre los años 1050 y 1260, tal y como confirman las pruebas de datación.

La pieza está tajada con herramientas metálicas de tipo aixola, detalla el grupo de arqueólogos dirigido por Miguel San Claudio, que proceden de un único tronco de madera de roble. Tiene 7 metros de longitud con un brazo vertical de 20 centímetros y el espesor de la madera oscila entre los 6,3 y los 5,6 centímetros.

Las esquinas, tanto interiores como exteriores, son corvas, con una zona abierta para facilitar el embarque de la carga, animales o pasajeros, con capacidad para una veintena de personas. Además, la embarcación terminaría en una popa de sección cuadrada, abierta, "en el sentido de embarcaciones mucho más primitivas en el contexto de la Europa Atlántica". Barcos mucho más antiguos en los que surcaban los ríos continentales.

Las fechas que maneja la investigación arqueológica coinciden con el auge de la vía costera hacia Compostela, vinculada a Santo Julián El Hospitalario. En "La Leyenda de San Julián", escrita en Francia en el 1260, aparece como peregrino a Santiago tras escapar de Angers y "es precisamente este momento a lo que corresponde la datación obtenida por los análisis de carbono 14 realizados". También, en ese mismo año, hay un documento que estipula una donación "para, entre otros fines, contratar a un barquero que diese paso gratuito en la ría", explican.

Se trata de un hallazgo arqueológico muy importante pues supone la embarcación más antigua vinculada al Camino de Santiago. Un barco en el que los peregrinos de la Edad Media cruzaban la ría del Eo hacia Compostela y, de nuevo, en su regreso a casa.

Compartir el artículo

stats