El mejor pan de Asturias tiene su origen en Ibias, concretamente en el pequeño pueblo de Folgoso. Allí, en un antiguo molino maquilero (de los que se pagaba con la maquila, una parte del grano a cambio de la molienda) comenzó su andadura la panadería que ahora regentan Alberto y Mario Méndez, tercera generación al frente de Pan de Ibias, que ahora tiene su base en Gijón desde donde suministran a toda la región, tanto a hostelería como al pequeño comercio.

Alberto Méndez recogió este miércoles en Gijón el premio “Miga de Oro” 2022 de Asturias  que concede el gremio a través de la Ruta del Buen Pan, un concurso destinado a elegir el mejor producto en cada comunidad. “Estamos muy orgullosos y satisfechos”, explica Méndez, quien dedica el galardón tanto a su clientela como a sus empleados y proveedores. “A los primeros les agradezco su fidelidad, a nuestros trabajadores el esfuerzo diario para poner en el mercado todos los días un gran pan de calidad, y a los proveedores que nos faciliten la mejor materia prima”.

Fueron 19 panaderos de toda Asturias los que presentaron al concurso, a cuya final llegaron tres para quedarse con la codiciada “Miga de Oro” los de Pan de Ibias. El jurado destacó la calidad del pan presentado después de realizar una cata a ciegas en la que se valoró la corteza, la miga, el color, el alveolado, el sabor, la textura, el peso y el aspecto exterior. Esta fue la tercera vez que Pan de Ibias se presentó al concurso y han hecho bueno el dicho de “a la tercera va la vencida”.

Ahora, los hermanos ibienses pasarán a la final de España. El gremio panadero tiene previsto elegir el mejor pan del país entre los 17 ganadores de cada comunidad.