Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado protege las dunas de la Reserva Natural de Barayo, en Valdés y Navia

Medio Natural limpia y baliza las zonas regeneradas del arenal para evitar su deterioro

Por la izquierda, delante, David Villar, Eloy Niño, Gonzalo Asenjo y Óscar Pérez, en la senda peatonal de acceso que también ha sido mejorada. | R. S.A.

Las dunas de la Reserva Natural de Barayo, en Valdés y Navia, no se pueden pisar ni atravesar. Con el objetivo de su conservación, la dirección general de Medio Natural y Planificación Rural del Principado de Asturias ha invertido 120.000 euros en limpiar y proteger el arenal, cuyas zonas regeneradas se han balizado para impedir el paso de los usuarios y evitar así su deterioro medioambiental.

Además, según explicaron ayer los responsables del Principado que visitaron el área afectada, se ha acondicionado la senda peatonal existente, limitando el paso, y se ha mejorado el trayecto que se puede realizar echando una capa de árido para permitir el acceso de personas con movilidad reducida.

"Estamos muy satisfechos con la actuación porque es una zona medioambiental muy importante y se van a seguir aplicando mejoras en la señalización. Los ayuntamientos se encargarán del mantenimiento", dijo ayer el alcalde de Valdés, Óscar Pérez, quien visitó el lugar de los trabajos junto al director general de Medio Natural y Planificación Rural, David Villar, y al edil de Cultura de Navia, Gonzalo Asenjo.

El proyecto se ha llevado a cabo con medios mecánicos y con la aplicación de mantas de polipropileno tejido. Los trabajos también han tenido en cuenta el uso de materiales que contribuyan a que la vegetación autóctona de la zona dunar no sea desplazada por otros tipos de plantas.

De hecho, los responsables del proyecto destacaron que en la intervención llevada a cabo se ha retirado gran cantidad de plantas exóticas invasoras como bambú.

Tras dejar la zona limpia, las dunas fueron balizadas y se instaló cartelería para informar a los visitantes. Los trabajos realizados se ejecutaron en el término municipal de Valdés.

La zona protegida forma parte de la Red Natural de Asturias (RENA) y las actuaciones se enmarcan en el programa anual de la red, que destina 2 millones a mejora de las infraestructuras y la dotación de los equipamientos de uso público.

Compartir el artículo

stats