La viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático, Nieves Roqueñí, anunció ayer una inversión de ocho millones para llevar a cabo el proyecto de saneamiento y depuración de Puerto de Vega, en Navia. Con estos trabajos se persigue "eliminar los vertidos de aguas residuales sin tratar tras el dique del puerto".

Roqueñí explicó a los vecinos de la localidad los pormenores de un proyecto que "minimizará" los impactos ambientales. La primera actuación de este proyecto, adjudicada por 180.000 euros, es la construcción de un colector de impulsión para conectar Puerto de Vega con la futura depuradora que se construirá en la rasa costera.

El proyecto de la estación depuradora está en redacción y se licitará el año que viene por 3,7 millones y un plazo de ejecución de treinta meses. La instalación se diseñará para el tratamiento de las aguas residuales de los núcleos de Puerto de Vega, Santa Marina, Tox, Vigo, Vega de Cima, Soirana y Villapedre. Además, se construirá una estación de bombeo en el puerto, que se adjudicará en octubre, y un emisario submarino para verter al mar, y a 500 metros de la costa, el agua previamente tratada.

El conjunto del proyecto beneficiará a 2.064 habitantes.