Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El faro de Cudillero abrirá como hotel con dos habitaciones el próximo verano

La firma alemana que pidió la concesión empezará las obras en noviembre y la iniciativa no afectará a la situación del paseo, que seguirá abierto "como siempre"

El faro de Cudillero, en una imagen de archivo. | A. M. S.

El faro de Cudillero abrirá como hotel el próximo verano. Según consta en el Ayuntamiento, la empresa alemana Floatel tendrá para esas fechas lista la rehabilitación del inmueble que acogerá un establecimiento "especial" con dos habitaciones. Las obras empezarán a finales de noviembre o principios de diciembre y culminarán en abril, tal y como adelantó a este periódico el alcalde de Cudillero, Carlos Valle.

El faro pixueto se convertirá de este modo en el primero del Occidente en tener a corto plazo un uso definido diferente al tradicional e histórico. Hasta la fecha, permanecía cerrado y solo se utilizaba como infraestructura portuaria, para garantizar la señalización marítima, algo que perdurará. "Ahora tanto Cudillero como su faro tendrán promoción internacional, ya que la empresa rehabilita como hoteles lugares singulares de Europa, siempre relacionados con el mar", indica Valle. Al parecer, se trata de la misma compañía que pretende explotar con idéntico fin el faro de Ribadesella y que gestiona otras infraestructuras similares en la costa europea. "Es por ello que entramos en una red en la que antes no estábamos", concreta el regidor, para quien esta apertura supondrá para Cudillero más promoción turística y mejoras en un edificio histórico y muy apreciado en la villa.

Conservará la estructura original (en la no se puede intervenir por ser patrimonio cultural de Asturias) y la empresa solo podrá hacer obras en el interior. El espacio es, con todo, reducido, razón por la que se estima que las habitaciones solo dispondrán de 50 metros cuadrados en el mejor de los casos, si bien contarán con una impresionantes vistas el mar Cantábrico y con el acicate de estar construidas en un faro que entró en funcionamiento en 1858.

La firma solo explotará el faro, pero no tendrá autoridad en el entorno. "Es decir, que siempre se garantizará el acceso al paseo tal y como lo conocemos", detalla Valle quien aclara que las instalaciones del faro permanecerán cerradas al público que no sea cliente, "pero nunca estuvieron abiertas, razón por la que el cierre por convertirse en hotel en la práctica no cambiará nada", matiza el Alcalde.

El proyecto es posible gracias al plan previsto por el gobierno de España, ya en 2015, para abrir los faros a un nuevo uso. De este modo, se garantiza la supervivencia de las instalaciones en el mejor estado posible, se genera dinamismo turístico en la zona y se impulsan experiencias de éxito en otros lugares de Europa.

Esta iniciativa se plantea solo para aquellos faros en desuso y son las empresas interesadas las que presentan un proyecto que tiene que garantizar el cumplimiento de unos determinados requisitos. En la actualidad, el faro de Cudillero, como el resto de los ubicados en la costa occidental asturiana, está automatizado y su regulación depende de la Autoridad Portuaria de Avilés, entidad que se desplaza a la zona para hacer el mantenimiento de la infraestructura dedicada a la navegación marítima. De hecho, este año se realizó el cambio de toda la infraestructura operativa y se hizo el mantenimiento de la bombilla. En Cudillero los cambios en el faro generan mucha expectación por ser un edificio histórico y muy vinculado a la villa por su componente marinero.

Un trayecto que esperó su mejora más de seis años

Acceder al faro de Cudillero por un paseo en perfectas condiciones será posible tras seis años de espera. La Autoridad Portuaria de Avilés ha destinado 600.000 euros para el desarrollo de un ambicioso proyecto técnico que se ejecuta actualmente, tal y como muestra la foto. La iniciativa también incluye la conexión para el saneamiento del edificio. Mientras duran los trabajos, el acceso al faro está cortado.

Compartir el artículo

stats