El Ayuntamiento de Somiedo quiere que la fosa común de víctimas del franquismo de Gúa se convierta en Lugar de la Memoria Histórica, coincidiendo con el 85º. aniversario de los asesinatos. Así lo ha consensuado el equipo de Gobierno con las familias de los represaliados, en colaboración con la Sociedad de Ciencias Aranzadi, dedicada a la investigación histórica y antropológica de la Guerra Civil y la dictadura de Franco. Esta organización realizó una investigación sobre el enterramiento ilegal y estima que hay restos de alrededor de cincuenta personas.

"La fosa de Gúa se ha convertido en un lugar de recuerdo permanente y, ahora, queremos convertirlo en Lugar de la Memoria Histórica para honrar a las víctimas. Se cree que puede haber unas cincuenta personas en la fosa, asesinadas y enterradas por defender la República y la libertad", afirma el alcalde, Belarmino Fernández, quien participó en un acto de homenaje junto a las familias de las víctimas.

Hace unos meses, Aranzadi se puso en contacto con el Consistorio para iniciar los trámites oficiales en aras de declarar la fosa de Gúa como Lugar de la Memoria Histórica. Los terrenos son de propiedad municipal desde el año 2005, cuando la Corporación adquirió la finca. Por decisión de las familias de los represaliados allí enterrados, no se inició la exhumación de los restos. "La fosa se he ha convertido en una especie de cementerio civil, de espacio de recuerdo que queremos dignificar", detalla Fernández.

Según explica el Alcalde, la petición para declarar la fosa de Gúa como Lugar de la Memoria Histórica se hará a través del Principado.