Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece a los 56 años Mercedes Oviaño, policía local en Cangas del Narcea y Cudillero

"Era muy cercana y voluntariosa, siempre ayudaba", subrayan con pesar los compañeros de una mujer "amante del deporte y de la cocina"

María Mercedes Oviaño, el pasado mes de febrero, durante su toma de posesión como agente de la Policía Local, con el alcalde de Cangas del Narcea, José Víctor Rodríguez. | Ayuntamiento de Cangas del Narcea

La agente de la Policía Local de Cangas del Narcea María Mercedes Oviaño Corrales falleció el pasado martes en su domicilio de Cudillero, a los 56 años de edad, a causa de una enfermedad. La muerte de la mujer ha causado hondo pesar en ambos municipios, donde es recordada como una persona "muy cercana y voluntariosa", aficionada al montañismo y una trabajadora "implicada y generosa". Así lo señalan amigos y compañeros de profesión, quienes la despedirán hoy, jueves, a mediodía, junto a su familia, en la iglesia de San Pedro de Cudillero.

"Nos deja muy buen ejemplo a todos y un listón muy alto, porque era una persona con una implicación extraordinaria y generosa en todos los sentidos", comentó José Vicente Arias, policía local de Cangas y compañero de Oviaño desde el pasado mes de febrero, cuando la fallecida se incorporó a la plantilla local tras haber desempeñado la profesión en su concejo natal, Cudillero.

En estos seis meses, Oviaño se ganó a todo Cangas, sobre todo, a los niños. "Hizo algunas cosas que hablan de cómo era. En el parque los críos la conocían a ella más que a nosotros, hasta les llevaba chocolatinas. Tenía una manera distinta de trabajar", apuntó Arias. Los compañeros, a quienes solía llevar bizcochos y otros dulces, la echarán mucho de menos. "Merce, en el poco tiempo que estuvo, se hizo querer", afirman.

También el alcalde de Cangas del Narcea, José Víctor Rodríguez, lamentó "muchísimo" la pérdida. "Desde el primer momento estuvo muy integrada en la vida del pueblo, trasladando su residencia a Pixán, y se notaba que estaba feliz. Era una persona muy dispuesta y una verdadera profesional de vocación de servicio público a los ciudadanos", indicó el regidor.

En Cudillero, el alcalde, Carlos Valle, transmitió oficialmente el pésame. Víctor Fernández, secretario del grupo de montaña "La Chiruca", con el que solía hacer rutas Oviaño, advirtió del "impacto" que deja el fallecimiento en la agrupación. "Era una de esas personas que siempre ayudan, que siempre intentan echar un cable estén donde estén", dijo. El también compañero José Luis Foz aseguró que la fallecida "se hacía querer por su carácter, siempre muy cariñoso".

Compartir el artículo

stats