Suscríbete La Nueva España

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos artesanos recuperan la ferrería de Santa Eufemia, en Villanueva de Oscos

Eduardo Aguilar y Ángela Pérez organizarán visitas guiadas y acciones formativas en la réplica del taller que fundió hierro entre 1676 y 1835

Ángela Pérez y Eduardo Aguilar, ayer, con la ferrería de Santa Eufemia al fondo. | T. Cascudo

El Ayuntamiento de Villanueva construyó en 2011 una réplica de la antigua ferrería de Santa Eufemia, la única de primera transformación que operó en Oscos-Eo y que estuvo activa entre 1676 y 1835. Tras una década sin uso, el inmueble abrió ayer sus puertas de la mano de Eduardo Aguilar y Ángela Pérez, una pareja de artesanos que se acaba de afincar en los Oscos con la idea de impulsar turísticamente este equipamiento ligado al mineral de hierro.

Aguilar, avivando el fuego de la fragua. | T. Cascudo

Ella es natural de Colombia y se dedica a la artesanía textil. En concreto, elabora piezas con la técnica de macramé. Él es herrero, natural de Jerez de la Frontera y se dedica a la fragua tradicional. Cuando se conocieron, hace cuatro años, pusieron en marcha un proyecto conjunto que, bajo el nombre Macra-Fragua, fusiona ambas técnicas. Tras varios años recorriendo el país para vender sus piezas en diferentes mercados artesanos, la casualidad hizo que conocieran este enclave de los Oscos y decidieron asentarse.

"Tenemos muchas ideas para echar esto a andar, como hacer visitas guiadas o tener un espacio de formación", señala Aguilar. El matrimonio, enamorado del paisaje y la cultura de un territorio que describe como "un paraíso", considera que la puesta en marcha de la ferrería es un buen complemento para la oferta que existe en la zona en torno al hierro. El Gobierno local aplaude su iniciativa y acaba de acometer una pequeña actuación de acondicionamiento para poner a punto un equipamiento que llevaba demasiado tiempo parado. Además, según explica el regidor, Abel Lastra, está prevista la firma de un acuerdo de cesión con los artesanos para el uso de estas instalaciones municipales que abren a modo de presentación durante todo este puente festivo.

Los artesanos estarán hasta el domingo día 11, de once de la mañana a seis de la tarde, haciendo una demostración de fragua y explicando la historia de esta ferrería que operó al servicio del monasterio de Santa María, en la capital del concejo. Es solo un anticipo de sus planes para este inmueble tan especial.

Compartir el artículo

stats