En la década de 1970, la canguesa Maribel López Parrondo comenzó a recorrer los pueblos del concejo rescatando del olvido la tradición oral que atesoraban los mayores, en especial la que tenía que ver con la música. Melodías y letras de cantares que se pueden seguir escuchando medio siglo después gracias a esa labor y al surgimiento de grupos folclóricos que las interpretan, como es el caso de "Lo Nueso", una asociación cultural que cumplió recientemente su primera década de vida.

Está compuesta por 18 mujeres y surgió tras pasar por la Sección Tradicional de la Escuela Municipal de Música de Cangas del Narcea, que dirigía López Parrondo. Fueron la primera promoción y decidieron que querían seguir vinculadas al mundo de la música tradicional y entre ellas, creando así la asociación, de la que la profesora es socia de honor y directora artística. De este modo, siguieron juntándose semanalmente para ensayar y organizan actuaciones a lo largo del año, así como colaboraciones como las realizadas con el tenor Joaquín Pixán en sus discos "Misa de Gaita" y "Cancionero para el siglo XXI".

"La asociación nació porque queríamos seguir trabajando en lo que nos gusta, que es poner en valor y dar a conocer nuestro folclore", subraya la presidenta del colectivo, Rosa Caballero.

Para celebrar su décimo aniversario pusieron en marcha un espacio expositivo permanente en una sala de la Casa de Cultura, cedida por el Ayuntamiento. En ella, se pueden ver indumentaria, instrumentos relacionados con la música tradicional, y partes de ritos, como son los ramos y las máscaras de las mascaradas de invierno, entre otras. El objetivo que tienen es dar a conocer la exposición y la tradición y cultura que en ella se representa a los colegios y también a los turistas, ofreciéndose a organizar visitas guiadas bajo demanda.

Por ello las componentes del grupo destacan que "Lo Nueso" es mucho más que reunirse para tocar el pandeiro y cantar. "La idea es dar a conocer nuestras costumbres ancestrales que tienen que ver con la parte folclórica, porque hay mucho desconocimiento", asegura Ana Fernández. "Somos un grupo que siente amor por lo suyo, no es solo ir a una actividad, esto te toca algo más porque es cultura tradicional y lo sentimos como algo muy nuestro, y eso es lo que hace que la gente perdure en el tiempo", subraya Maribel López, quien destaca que "es una parte muy importante de nuestro pasado y somos lo que somos gracias y por ese pasado".