Despidió Luarca con un multitudinario funeral al que fue cronista oficial de Valdés desde 2004 hasta su fallecimiento, Juan Antonio Martínez Losada, también conocido en su concejo natal y de residencia como "Estremera". Poco antes de las cinco de la tarde, vecinos, allegados y autoridades se reunieron en las afueras de la iglesia parroquial Santa Eulalia de Luarca. Entre el respetuoso silencio se escapaban también las muestras de cariño de palabra: "Fue una gran persona", se pudo escuchar en los corrillos que esperaban la llegada del coche fúnebre.

Arropado por familiares, vecinos y amigos, Juan Martínez Losada fue despedido con mucha y emoción y gran respeto. Entre los asistentes al funeral había una amplia representación de la comunidad educativa de Valdés. Juan Antonio Martínez Losada, conocido y reputado cronista oficial de Valdés e historiador, fue también profesor del instituto Carmen y Severo Ochoa, donde empezó a dar clase en 1974. "Quería mucho a sus alumnos y los estudiantes lo apreciaban y lo respetaban por ello", recordó el exdirector del centro educativo, José Nieto, presente en una despedida en la que se puedo ver a muchos docentes. Y si algo fue Juan Antonio Martínez Losada era "amigo de su amigos". Por ello no faltaron al último adiós personas como el actual presidente del grupo filatélico "Río Negro" de Luarca, Orlando Pérez Torres, amistad íntima del fallecido y para quien "Estremera" fue "una institución". "Estaba en todo y era un gran amigo; le echaremos mucho de menos", opinó.

"Siempre colaboró con todo", contó el exalcalde de Valdés Simón Guardado, quien también compartió con el fallecido batallas en la directiva de la Cofradía de San Timoteo, entidad encargada de organizar las fiestas patronales de concejo. "Sobre todo, fue una buena persona", añadió.

Mercedes Cadaviedo, de 28 años, también mostró su pesar como prima lejana. Ligada al fallecido por razones familiares "nunca olvidaré su cariño". Tampoco que fue "Estremera" el culpable de sus inicios en el coleccionismo. "Recuerdo que me decía que se necesitaba a niños que se iniciaran en el arte de coleccionar", contó. La escritora Esther Rubio fue otra vecina valdesana que despidió al cronista oficial de Valdés con lágrimas por ser "una persona maravillosa, humilde y buena".

Entre los asistentes no faltó la presidenta de la asociación "Sardina Carnavalera" de Luarca, Carmen Moyano. Era Martínez Losada un hombre de fiesta que siempre colaboró con los carnavales de Luarca, esos que tanto impulsó durante su etapa política. Fue albacea y autor del testamento del entierro de la sardina durante 30 años, "y si algo recuerdo de él fue sus ganas de colaborar; se lo merecía todo", apuntó Moyano.

El que fue jefe de la policía local valdesana, Roberto Martínez, recordó los tiempos en que el difunto fue concejal de Cultura, entre 1991 y 1999, y "las ganas e ilusión por hacer cosas" y "su capacidad de para organizar eventos". Tampoco faltó a la despedida el presidente de la federación asturiana de sociedad filatélicas, Ángel Iglesias, para quien el fallecido "fue extraordinario" y "comprometido". La presidenta de la asociación "Amigos del Camino de Santiago de Valdés" Mari Rico, ensalzó por su parte el hacer del fallecido en este colectivo, y el párroco de Luarca, Emilio Menéndez, destacó en el funeral las tres facetas que él conoció de Juan Antonio Martínez Losada: "Su vida estuvo marcada por el cuidado y acompañamiento a su madre, cuya obra divulgó; su dimensión como profesor y referente para sus alumnos y su colaboración en los eventos culturales y artísticos". Al funeral asistieron el presidente de la asociación de cronistas oficiales de Asturias, Juan Luis Álvarez del Busto, el actual director del instituto de Luarca, Jesús Fernández, y los exalcaldes de Valdés Jesús Landeira, Juan Fernández Pereiro, José Modesto Vallejo y Simón Guardado, además del regidor actual, Óscar Pérez, entre otras personalidades.