Cudillero impondrá multas de entre 300 y 6.000 euros a los propietarios que no cuiden sus fincas

"Queremos asegurarnos de que la gente cumple con su obligación de mantener atendidas sus propiedades", señala el Alcalde

CUDILLERO

CUDILLERO / Ricardo Solís

El Ayuntamiento de Cudillero acaba de poner en marcha una campaña especial de vigilancia referida a la limpieza y conservación de las fincas privadas. La medida es habitual todos los veranos, pero este año incorpora multas que van desde los 100 euros por una infracción leve, a los 6.000 euros de máximo que se pueden imponer por una infracción considerada muy grave. El consistorio anunció la medida el pasado 11 de mayo y dará un plazo aproximado de quince días a los propietarios para cumplir con sus obligaciones.

"Lo que hacemos con esta campaña es asegurarnos de que la gente cumple con sus obligaciones de mantener atendidas sus propiedades. Este problema afecta especialmente a la zona rural, donde las fincas desatendidas provocan la invasión de la vía y afectan a la seguridad", señala el Alcalde cudillerense, Carlos Valle. Indica que otros veranos también se recordaba esta obligación en un bando, pero este año la novedad es el inicio de las sanciones, al tener habilitado ya el expediente sancionador de la ordenanza.

En el bando se explica, "para general conocimiento de todos los propietarios", que las fincas colindantes con caminos públicos deben estar bien atendidas de acuerdo a la normativa vigente. "Tienen el deber de mantener y conservar limpias sus propiedades, así como a la poda y en su caso corta total de ramas de árboles, arbustos, cierres vegetales o sebes y maleza que impida el paso libre, cómodo y seguro por dichas vías municipales", señala el bando.

El escrito municipal continúa indicando que siendo esta tarea de limpiar las fincas "un deber de inexcusable cumplimiento", se realizará una campaña especial de vigilancia periódicamente en el concejo. De no atenderse el requerimiento se procederá "a la imposición de sanciones pecuniarias". El consistorio detalla que la infracción leve lleva aparejada una multa de 100 hasta 300 euros. La infracción grave conlleva una multa de 301 a 3.000 euros, mientras que la infracción muy grave puede suponer el pago de entre 3.001 y 6.000 euros.

"Si los vecinos atienden adecuadamente sus propiedades, el Ayuntamiento puede tener una mayor eficiencia en atender sus competencias", señala el Alcalde cudillerense.