Esto piensa el PP de la decisión de Cudillero de multar con hasta 6.000 euros a los propietarios que no limpien sus fincas

"¿Cómo puede el alcalde salir amenazando a quien no tenga los terrenos acondicionados teniendo él como tiene los municipales?", lamentan los populares

Parque público en la localidad de Ballota.

Parque público en la localidad de Ballota. / R. T. C.

El PP de Cudillero ha salido al paso de la decisión del consistorio de imponer multas de entre 300 y 6.000 euros a los propietarios que no mantengan limpias sus fincas, causando problemas de seguridad en las vías municipales. "¿Cómo puede el Alcalde salir en prensa amenazando a quien no tenga las fincas limpias teniendo él como tiene las de Cudillero?", señalan los populares, que lamentan el "tono amenazante" del regidor Carlos Valle.

Los populares consideran que el tono del alcalde cudillerense al exigir a los propietarios que cumplan con sus obligaciones no es acertado. Consideran que "el consistorio no está en condiciones de exigir a nadie que limpie su parcela cuando él no está limpiando el municipio cómo debería". Acompaña su crítica de un amplio dosier de fotografías de diferentes áreas municipales, ubicadas en zonas como Ballota o El Tolombreo.

Una cabra pastando junto al faro de Oviñana.

Una cabra pastando junto al faro de Oviñana. / R. T. C.

Con todo, los populares coinciden con el consistorio en que es importante concienciar a los propietarios de la limpieza de sus fincas. Especialmente, añaden, porque tenerlas descuidadas aumenta el riesgo de incendios, además de poder causar accidentes.

A renglón seguido, el PP recuerda que la subida "desproporcionada" del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en el municipio puede poner en una situación delicada a los propietarios, que podrían "no tener recursos económicos para limpiar sus fincas así como así". Los populares opinan que "existen otros mecanismos, como los requerimientos, que hasta ahora venía haciendo el Ayuntamiento, sin necesidad de amenazar a los vecinos". Además, el principal partido de la oposición considera que las multasl "deberían ser el último recurso para casos extremos".