Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La salud del Suroccidente se la refanfinfla

Los alcaldes no se pronuncian sobre las deficiencias del hospital comarcal y el área sanitaria

El tiempo pasa y las cosas por el suroccidente asturiano van a? peor. Como no hay elecciones a la vista, corren un tupido silencio y no pasa nada. Pero vaya si pasa.

Veamos.

Desde hace años, el hospital comarcal Carmen y Severo Ochoa viene sufriendo la carencia periódica de especialistas. Nos habían dicho que los vacíos que se pudieran producir se cubrirían con médicos del HUCA, hospital de referencia del Área Sanitaria II, y que en todo caso íbamos a mantener el mismo nivel de servicios. Pues bien, una vez más han incumplido sus compromisos. La última idea luminosa fue la de desplazar a un anestesista al hospital de Jarrio de forma temporal. Esa medida iba a suponer la anulación de un buen número de intervenciones quirúrgicas en el Carmen y Severo Ochoa.

Al final,el despropósito no se llevará a cabo, al menos en esta ocasión.

Pero eso no es todo.

Nos enteramos también con que el servicio de Urología no dispondrá de especialistas durante seis días del mes de febrero. Bueno, tampoco es que sea mucha novedad. Los sábados y domingos, desde hace mucho tiempo, tampoco lo tenemos.

Por si esto no fuera bastante, durante nueve días de este mes no habrá médicos de Otorrinolaringología. Sigue sin pasar nada. De necesitar médicos de esas especialidades nos derivarán al HUCA.

Podríamos hablar también de los períodos en los que no hay especialista en Digestivo, Cardiología, Nefrología u otras especialidades en las que no se cubren las bajas durante varios meses.

La carencia de especialistas en el hospital Carmen y Severo Ochoa no es nueva -permítanme que insista. Es un hecho tan recurrente que lo vemos como algo normal, cuando no lo es. Sabemos que esa falta es generalizada en Asturias, pero en esta comarca los contratiempos y déficits de servicios públicos se nos amontonan año tras año, y ya apestan.

Hemos tenido otra mala nueva: Tineo se queda sin pediatra. ¡Otra más para el saco!

La cartera de servicios del hospital comarcal del Suroccidente la llevan devaluando de forma continuada desde hace un montón de años. Ese es el gran problema.

Creo que su idea -repito que la cosa viene de tiempo atrás- es la de mantener los servicios de Traumatología y el de Medicina Interna y con los demás? pues ya se verá. Este criterio se basa en la casuística y en las necesidades de una población envejecida.

En principio, el resto de las especialidades se irán reduciendo al mínimo hasta quedar restringidas a algunas consultas semanales y a operaciones de menor entidad. Vamos, que en nuestro hospital comarcal se realizarán intervenciones de cirugía mayor ambulatoria y poco más. Para el resto nos desplazarán al HUCA.

En todo esto ¿tendrá algo que ver el incremento de las derivaciones hacia clínicas privadas? Que cada uno saque sus conclusiones. Lo que está claro es que esa medida va en detrimento de la sanidad pública. Ah, pero tiene una ventaja: es más cómodo para los gestores de lo público.

Y a todas estas ¿los alcaldes de la zona dicen algo? Pues nada, o casi.

Uno intentó colgarse la medalla de la resolución del tema de los anestesistas. En fin, pues va a ser que no. El resto optó por la callada en esa cuestión. Otro se pronunció cuando han retirado al único pediatra que quedaba en su concejo.

No, a los alcaldes no les oímos ni so ni arre en estos temas. Parece que no han asimilado que el hospital es comarcal, que el Área Sanitaria II incluye a los cinco concejos del suroccidente y que ellos tendrían que estar en primera línea de defensa de la sanidad pública y de nuestra área sanitaria. En el mejor de los casos, se convierten en mensajeros de los dictados del consejero de turno.

Señores alcaldes, sepan que velar por que los vecinos tengamos una sanidad de calidad entra en sus funciones, pero, por favor, antes de hablar, infórmense.

La realidad comarcal ha cambiado en todos los aspectos, la tecnología ha supuesto enormes avances en la diagnosis y en los tratamientos, y tal vez haya que introducir cambios en la organización sanitaria. Si es así, explíquenlo y ofrezcan soluciones. ¡Están jugando con nuestra salud!

Suelen ofrecernos explicaciones muy peregrinas. Entre ellas, que desplazarse hasta el HUCA es un momento. Por favor, no lo hagan.

También recurren a que algunos diagnósticos van a poder ofrecerse vía telemática. Peor me lo ponen.

Les recuerdo que en esta comarca no se pueden medir las distancias en kilómetros, sino en tiempo de desplazamiento. Asimismo, apenas hay líneas regulares de transporte público, por lo que los viajes hay que realizarlos en vehículos particulares. Y otro detalle, muchos ciudadanos de esta comarca tienen que recurrir a familiares o vecinos para desplazarse, ya que la edad o la enfermedad les impiden hacerlo por su cuenta.

Por lo que respecta a las consultas telemáticas, me parece que no tienen ni idea de cómo funcionan las comunicaciones vía Internet por estas tierras.

Bueno, pero todo esto les importa un pimiento y nuestra salud se la refanfinfla.

Los ciudadanos no debemos perdernos de vista el objetivo primordial: tener una sanidad pública de calidad, con una razonable cartera de servicios en nuestro hospital y centros de salud.

Compartir el artículo

stats