Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Félix Martín

En el centenario de Manolo Galano

Se cumple un siglo del nacimiento de un gran personaje tapiego

Manuel García Sánchez (1922-2016) nació en la parroquia de La Roda y a los 16 años empezó a recibir clases de música en Tapia, de la mano de María Murias. Dos años más tarde ya formaba parte de la Banda de Música de Salave, como saxo y bombardino, convirtiéndose poco después en el director de esta agrupación hasta 1944. Graduado Social, comenzó a trabajar como administrativo en las obras del ferrocarril Gijón-Ferrol, formando junto a otros tres tapiegos la Orquesta Allegro (1946-1955), con un moderno repertorio de buggie, mambo, bolero, samba, etcétera,y llegando a ser titular del salón de baile La Terraza (1940-1961), en competencia con el Salón Edén (1927-1987).

Dentro de la música coral desde 1948, formó parte del Coro Parroquial de Tapia como acompañante de armonio y con Asun López Tobalina en la dirección, cargo que pronto asumió el propio Galano, volviendo a colaborar como organista hasta 1999. También entre 1956 y 1958 dirigió al Coro de Educación y Descanso de Tapia.

Hombre prolífico donde los haya, colaboró desde principio de la década de 1970 como corresponsal del diario LA NUEVA ESPAÑA bajo la firma de M. García, hasta que en 1979 comenzó a escribir teatro en fala y a dirigir sus propias obras en el grupo tapiego Ameicer (1979-1994). Publicó relatos bajo el título de “Parzamiques” (1992), “Mareaxes tapiegos” (1993), “Vocabulario de la Roda” (1994), junto a su íntimo amigo Jacinto Díaz, “Erguendo el telón” (2002), “Vento d´outono” (2005), y “Faraguyas” (2010). Muchas de estas publicaciones han sido ilustradas por su propio hijo, el acreditado artista tapiego Miguel Galano.

En el centenario de Manolo Galano

Por tan sobradas razones recibió el Premio Xeira de Narracióis Curtías (1991), fue nombrado Miembro de Honor de la Academia de la Llingua de Asturias, hijo predilecto de Tapia (2005), y premiado por la gijonesa Asociación L´Arribada (2009).

Trabajador incansable y defensor de la fala, continuó colaborando hasta el final incluso con las nuevas tecnologías de por medio, dentro de Falaviva.net.

Un siglo después de su nacimiento reiteramos desde aquí nuestra admiración a Manolo Galano, la misma que le profesamos en vida, y todavía sin una calle a su nombre en Tapia.

Compartir el artículo

stats