Adaptación libre del clásico castellano 'La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y adversidades'. Es la misma historia universal que todos conocemos. Casi.

Lázaro comparte su historia y su litrona. Cuenta cómo va cambiando de amo, pero los amos del siglo XXI no son los mismos que los del XVI. El espabilado, se trae a su colega Marco, que hace música. Ya que nos cuenta sus penas, al menos que tengan un poco de flow.

'Lázaro' está contada con una estética hip hop, llegando a ser en ocasiones el motor del juego escénico, usando elementos de break dance como el footwork, los freezes, el popping o el tutting, entre otros. Se utiliza

el rap para narrar con dinamismo y estilo la primera parte de la vida del personaje.

La obra combina el hip hop y el teatro para generar nuevos lenguajes escénicos y, al mismo tiempo, mantiene lo clásico de la

tradición popular: contar una historia como lo haría en la plaza de un pueblo.

Interpretación, dramaturgia y dirección: Roberto Hoyo Castillejo.

Producción musical y música en directo: Marco Filipe Ferreira.

Asesoría artística: Xavo Giménez.

Diseño de iluminación: Francisco Javier Giménez Horta.

Asesoría de movimiento: Luís Meliá.

Mirada externa: Luis Carlos Gómez.

Vestuario, diseño gráfico y redes: Sofía Zaragoza.

Asesoría de break dance: Bboy Drinaz.

Fotografía y vídeo: David Linuesa.