Un encuentro entre los mundos del folk, el jazz, la música clásica y la poesía. Un alegato de respeto a la naturaleza y un manifiesto de expresión reivindicativa en torno a la libertad artística.

Formación: Eladio Díaz (saxofones y composición), Pepín de Muñalen (flauta travesera de madera), Giovanni Yañez (electrónica en vivo y guitarra midi), Marcel Pascual (vibráfono, percusiones y vibráfono eléctrico), Carlos Barral (poemas y textos), Jacobo de Miguel Piano (sintetizador y voz), Rubén Bada (bouzuki), Horacio García (contrabajo) y Bruno Tagliasacchi Masia (batería).

Textos de Laura Marcos, Pablo Texón, Carlos Barral y Eladio Díaz.