Con doce años a sus espaldas, más de media docena de discos en estudio, dos libros, varios recopilatorios y ciento de canciones grabadas, Petit Pop se han convertido en la música de cabecera de miles de niños y niñas. El grupo propone un concierto participativo y divertido en el que el público tendrá que implicarse para que se vaya desarrollando.

. La única edad que importa es la de la ilusión y las ganas de pasar un buen rato disfrutando de canciones que por su sonoridad y temática conectan tanto con peques como adultos. Su puesta en escena es sencilla, sin disfraces ni artificios, dejando todo el protagonismo a las canciones mediante la interacción entre público y artistas.