Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'Un novio para mi mujer': no es mucho, pero tampoco es poco

Belén Cuesta, Diego Martín y Hugo Silva encabezan el reparto de este 'remake' de una película argentina con planteamiento desfasado cuya máxima virtud es que se ve sin esfuerzo

Hugo Silva y Belén Cuesta, en una imagen de 'Un novio para mi mujer'.

'Un novio para mi mujer'

Dirección: Laura Mañá

Intérpretes: Belén Cuesta, Hugo Silva, Diego Martín, Joaquín Reyes, Eric Masip, Ángela Cervantes

Año: 2022

22 de julio de 2022 

★★ 

Si te suena mínimamente el argumento de una comedia española, es que ya se ha hecho en cualquier otra parte del mundo. Vamos, que es un 'remake'. Y como la originalidad brilla por su ausencia en estos lares, se hacen muchos 'remakes'. En ellos se intenta emular la fórmula que llevó al original al éxito, se cambia el espacio, los actores, algunos gags y a correr. Es un poco lo que ocurre con 'Un novio para mi mujer' que, por supuesto, es un 'remake'.

Un 'remake' de una película que arrasó en la taquilla argentina allá por 2008 y que estaba protagonizada por el tándem formado por Valeria Bertuccelli y Adrián Suar que aquí es sustituido por la poco estimulante pareja interpretada por Belén Cuesta (cuyo registro cómico se agota a marchas forzadas) y Diego Martín. El planteamiento es lo de menos, que un marido se cansa de su mujer porque no la soporta y encarga a un gigoló para que la seduzca hasta que esa decisión se vuelve en su contra. Los actores también dan un poco lo mismo, podrían haberse intercambiado por otros y no se notaría, a excepción de Hugo Silva, que sí aporta una personalidad muy concreta a su personaje. ¿Qué nos queda? Que al menos no insulta a la inteligencia del espectador, como otras, que se ve sin que te salten las alarmas por todos lados, que tiene algunos gags resultones y que transcurre sin sobresaltos bochornosos. No es mucho, pero tampoco es poco dado el nivel chusco de la comedia nacional.

Compartir el artículo

stats