Las celebraciones navideñas están a la vuelta de la esquina. Es tiempo de disfrutar con la familia, amigos y seres queridos de momentos de excepción y también de disfrutar en torno a una buena mesa. Muchos, cuando llegan estas fechas, siempre se encuentran los mismos dilemas: ¿cómo puedo sorprender este año a los invitados? Reny Picot, la multinacional láctea española más reputada a nivel internacional, que elabora gran parte de sus productos en su fábrica de Anleo, en Navia, apuesta por sabores peculiares y anima a arriesgarse a preparar combinaciones con contrastes de sabores únicos como las que pueden crearse con su queso azul. Entre las propuestas figuran las siguientes delicias.

Un trozo de queso azul Reny Picot Cedidas a LNE

Entrantes:

Tabla de quesos. El queso azul se caracteriza por ser un queso de textura suave con un sabor intenso que lo hace irresistible. Tradicionalmente, se suelen servir los quesos con uvas frescas, panecillos o algo dulce. A nadie se le escapa que los dulces tradicionales de Navidad resultan un acompañamiento excelente para los quesos y, para combinar el azul, en Reny Picot apuestan por dátiles e higos secos, que tienen el dulzor perfecto para que la combinación. Para acompañar, los vinos de Jerez, como un Pedro Ximénez o un Cream, maridan estupendamente.

Salmón marinado. Otro delicioso entrante es el salmón marinado, que puede acompañarse de alcachofas frías envasadas de buena calidad. Preparar esta receta es muy sencillo: se corta el salmón marinado en taquitos o lomos con un grosor considerable, se dispone sobre la mitad de la alcachofa y se acompaña con un poquito de queso azul desmenuzado por encima del plato. Simplemente delicioso.

Solomillo con salsa de queso azul.

Primeros platos.

Solomillo de ternera con salsa de queso azul. Si, además de los dos anteriores, como entrante se ha elegido marisco, la carne puede ser una opción perfecta como primer plato. Desde Reny Picot proponen elaborar un delicioso solomillo de ternera con salsa de queso azul y patatas al horno para un perfecto menú navideño. Para empezar, se debe hacer la salsa de queso azul, muy fácil de elaborar: se debe calentar nata para cocinar en un cazo y agregar el queso azul. Remover lentamente hasta que se integren los ingredientes. En Reny Picot también comercializan su propia crema de queso azul, y muchas otras variedades como crema de queso Brie, Camembert, Cheddar, Emmental y de cabra. Al solomillo cada uno le da su toque. Con el acompañamiento de la salsa de queso azul, todas las recetas estarán deliciosas.

Risotto de champiñones. Para su elaboración se necesitan: 100 gr. de arroz calasparra, 180 gr. de champiñones, una cebolla picada fría, 90 ml. de vino blanco, 60 gr. de mantequilla Reny Picot, 1,2 litros de caldo de ave caliente y queso parmesano rallado. Para la preparación, primero se debe fundir la mantequilla y dorar la cebolla. Se retira y se saltean las setas. A continuación, se incorpora el arroz y se remueve un minuto. Tras añadir el vino y dejar evaporar se añade el caldo caliente a medida que el arroz lo vaya absorbiendo. Se debe remover ocasionalmente durante 20 minutos. Finalmente se espolvorea con parmesano, se remueve y se sirve. 

Risotto de champiñoñes.

Postre dulce:

Cheesecake de coco.

Una tarta de queso siempre es buena idea, y si es con productos Reny Picot, mejor que mejor. El toque que da el coco es espectacular, y más combinado con el cacao que se añade a la base de galleta y mantequilla. Los ingredientes son: 150 gr. de coco rallado, 200 gr. de queso crema Reny Picot, 200 gr. de nata para montar Reny Picot, 350 ml. de leche entera Reny Picot, un sobre de cuajada en polvo, 50 gr. de azúcar, 50 gr. de cacao puro, 200 gr. de galletas, 100 gr. de mantequilla Reny Picot. Pueden usarse bolitas de chocolate para decorar. Primero se trituran las galletas, se añade la mantequilla derretida y el cacao y se mezcla. Se forra un molde con la mezcla y se deja enfriar en el frigorífico al menos una hora. Mientras tanto, se pone al fuego la leche con la nata para montar y, cuando esté bien caliente, se añade la cuajada en polvo y se calienta 5 minutos a fuego bajo, removiendo para que no se pegue. Se mezcla con batidora el queso crema con 100 gramos de coco rallado y el azúcar. Cuando esté integrado se añade poco a poco la mezcla de leche, nata y cuajada. Se vuelve a llevar al fuego hasta que comience a hervir y retirar. Por último, se vierte en el molde y se deja enfriar en la nevera tres horas. Pasado ese tiempo se desmolda, se espolvorea con coco rallado y se decora al gusto. 

Cheesecake de coco

Cheesecake de coco

Varios quesos de Reny Picot, entre los mejores del mundo

Los World Cheese Awards, la gran cita mundial con los quesos, que se celebra cada año en un lugar del mudo y que en este 2020 debería haber sido en Oviedo (la cita se ha pospuesto por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus), reconocen en cada edición la gran calidad de los productos Reny Picot. En 2018 los quesos de Reny Picot obtuvieron siete medallas, tres de plata y cuatro de bronce, lo que consolida la posición de la multinacional láctea entre las empresas queseras españolas con mayor reconocimiento internacional. Una de las medallas de plata fue para el queso Señorío de Montelarreina Gran Duque de Alba, uno de los quesos Reny Picot más galardonados en el mundo. Este excepcional queso es el fruto de la unión de dos productos de la máxima calidad: el queso Señorío de Montelarreina Gran Reserva y el Brandy de Jerez Gran Duque de Alba Gran Reserva, que le aporta un aroma único. Otra medalla fue para el Queso Azul Reny Picot, que revalidaba así la lograda en 2017. Su sabor intenso único y su textura suave y fresca lo hacen merecedor de este nuevo reconocimiento. Otra medalla de plata fue para el Camembert Traditionnel. que se fabrica en la filial de Estados Unidos Old Europe Cheese. Las medallas de bronce fueron para el Montelarreina Curado, mezcla de vaca, cabra y oveja, y tres de los quesos Brie que también se fabrican en su filial Old Europe Cheese: Brie Triple Cream, Brie Pimienta y Brie Finas Hierbas. El año pasado, en Bérgamo (Italia), dos quesos de Reny Picot merecieron medalla: una de oro, para Le Fleuret, y una de plata, para Le Sarlet. Ambos son elaborados de forma artesana en Le Chèvrefeuille, la fábrica francesa de la firma asturiana. Le Fleuret es un queso de cabra madurado con moho, de pasta láctica y moldeado a mano. Su textura es untuosa y su sabor suave y sutil cuando es joven y más intenso a medida que madura. Le Sarlet también es moldeado a mano, evoluciona de blando a semiseco a medida que avanza su madurez y se caracteriza por su gusto ligeramente picante, que le da un toque diferente, muy apreciado por los paladares más exigentes.  

Quesos Le Fleuret

Quesos Le Fleuret