02 de abril de 2008
02.04.2008

La resurrección de Rajoy

02.04.2008 | 02:00
La resurrección de Rajoy

La elección de Soraya Sáenz de Santamaría ha sido la primera demostración seria de autonomía política -tanto frente a su propio partido como frente a las tradicionales servidumbres o apoyos mediáticos que le han venido condicionando a lo largo de todo su liderazgo- de Mariano Rajoy. Ahora, con la organización del Congreso encargada al granero de votos de Levante y con la elección de una persona de su confianza para portavoz en el Congreso, Mariano Rajoy puede empezar a navegar con su propio timón.

Sin embargo le acechan aguas turbulentas. Los aplausos de Alberto Ruiz Gallardón al nombramiento de Sáenz de Santamaría tienen su réplica en el descontento de Esperanza Aguirre, que no tardará en tener su expresión en el entorno mediático que dispone. Cada uno de los gestos futuros de Rajoy será observado con microscopio electrónico por quien ha manifestado claramente desde los medios de comunicación su deseo de que el presidente del PP se retire. Rajoy tiene que recomponer sus alianzas mediáticas y no tiene demasiados puntos de apoyo para poder hacerlo.


El segundo episodio por el que Mariano Rajoy será juzgado es por su discurso de réplica al de investidura que haga el presidente del Gobierno. Los parámetros son distintos que en la anterior legislatura. No está encima de la mesa ningún proyecto de negociación con esta ETA redomadamente asesina. ERC está disminuida y su presencia en el tripartito catalán no tiene correspondencia ni siquiera con un grupo parlamentario propio en Madrid. Quedan escollos en la negociación del Estatuto de Cataluña, pero el panorama está mucho más despejado para el presidente José Luis Rodríguez Zapatero.


La crisis económica proporcionará a Rajoy un entorno en el que se podrán valorar sus propuestas de oposición constructiva si es capaz de realizarlas. Y es en ese terreno en donde puede crecer desde la moderación a la ocupación del centro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine