31 de agosto de 2009
31.08.2009
La Nueva España
Parando en Villalpando

El regreso

31.08.2009 | 02:00

-¿A qué huele?


-A cerrrao, joder, ¿a qué va a oler?


-Espera.


-¿Qué?


-¡Espera, ho!


-¿Qué quies?


-No entres de sopetón.


-¿Por...?


-No toy mentalizáu, Rolindes.


-Haz el favor.


-¿Y si acampamos en el pasillo?


-¿Qué, ho?


-Una excursionina por la moqueta, algún largo en la bañera...


-¡Chiflaste!


-Una escalada al aparador...


-¡Calla la boca, ho!


-Necesito estirar el veraneo.


-Ay, trata de olvidar Sanxenxo, vida.


-Ye fácil decilo.


-Camina.


-Poco a poco, eh.


-Venga...


-El miércoles, si eso, ya levantamos la persiana.


-Sí, ho. ¿Y les maletes?


-La próxima semana.


-Qué perezosón yes.


-¿Habrá leche en la nevera?


-Qué coño va a haber...


-Me apago mentalmente.


-Tienes más cuentu...


-Ye la falta de luz.


-¿Tráigote el flexo?


-Los días fáense más cortos y grises.


-Dio bueno pa mañana...


-No me hables de mañana.


-¿Por?


-¡Volver a ver a esa pila de cabrones!


-Dijiste que dejarías de ser negativu.


-La dichosa rutina...


-Voy comprate unos fascículos.


-¿De qué, ho?


-Pa vivir en armonía.


-Espérame en el sofá, Rolindes.


-¿Qué dices?


-Igual vuelvo, pero... otru día. www.elcopista.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook