19 de diciembre de 2009
19.12.2009
El cormorán

Luis Moya y Díez Canteli

n Al vial dedicado al creador de la Laboral le falta un buen compañero de calle

19.12.2009 | 01:00
Luis Moya y Díez Canteli

Ya sabemos que el Ayuntamiento emprenderá la reforma de los accesos a la Universidad Laboral y, en particular, de la calle de Luis Moya Blanco, que es la que sube desde la glorieta del Botánico hasta la puerta principal del conjunto de Cabueñes. Con este motivo aprovechamos aquí para plantear que al vial dedicado al arquitecto que concibió la Laboral le falta un compañero importante: una calle en ese entorno que lleve el nombre del profesional gijonés que fue director de obra del noble edificio, el también arquitecto José Díez Canteli, de 91 años, y persona excelente cuya presencia en aquella colosal construcción garantizó, entre otras muchas bondades, la limpieza económica del proyecto. Dicha pulcritud y ausencia de chanchullos fue dictaminada por el Tribunal Supremo cuando el edificio de Girón fue investigado con denuedo por sus enemigos políticos, aquellos que habían sustituido a los camisas viejas en el Gobierno franquista de 1957.


Tal vez llegamos un poco tarde con lo que ahora vamos a proponer, ya que el Ayuntamiento puso hace un tiempo el nombre de avenida del Jardín Botánico a una parte de la antigua carretera de Villaviciosa (aunque exactamente no sabemos hasta qué punto). Sin embargo, quien conozca uno de los sentidos arquitectónicos de la Laboral no dudaría de que el vial que discurre ante su fachada Sur debería llamarse avenida de Luis Moya.


Ese sentido al que aludimos consiste en que la Laboral ha de ser rodeada y contemplada desde dicha carretera antes de poder acceder a ella por la puerta torre. Es uno de los efectos -barrocos, o casi manieristas- que Moya introdujo entre los numerosos dispositivos arquitectónicos y visuales del conjunto arquitectónico. Si dicha carretera fuera la avenida de Luis Moya sucedería que el visitante llegaría a través de ella hasta la Laboral, disfrutando a la vez del mecanismo concebido por el propio arquitecto. En tal caso, el vial dedicado hasta ahora a Moya podría ser bautizado perfectamente como el del Arquitecto José Díez Canteli. Sea dicho todo ello salvo opinión mejor fundada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook