10 de mayo de 2010
10.05.2010
 
Parando en Villalpando

Asientos del amor

La colocación de «asientos del amor» en un centenar de autobuses urbanos de Copenhague para favorecer el flirteo entre los pasajeros está causando sensación en el Principado

10.05.2010 | 02:00
Asientos del amor

-¡Qué curvas, y yo sin frenos!

-¿Cómo diz, ho?

-¿No ta usté cansá?

-¿Yo?, ¿de qué?

-De dar tantes vueltes en mi cabeza.

-Ay, madre...

-¿Puedo?

-Sí, ho. ¿Quier que me corra un poco?

-Esto... ¿Y si hablamos primero?

-¿Eh?

-Saque un tema, haga el favor.

-¿Villa Magdalena?

-¡Cagonrrós, no me corte el vacilón!

-¡Ay, madre, qué sé yo...!

-¿Qué opina de la TUA y el erotismo?

-¡Alabado, alabado...! Déjame usté pará.

-No lo pueo remediar, en cuanto güelo carne fresca...

-Ye que compré algo de chamón en el Fontán.

-¿Y esos labios tan jugosos?

-Barrina de cacao, fíu, ¿quier probar?

-No me lo diga dos veces, ¡que voy p'allá!

-Nun se faiga de rogar. Pa eso son estos asientos, ¡pa intimar!

-¿Y el bote sifónico, qué tal?

-¿Cómo diz, ho?

-Llámome Juanjo, lo mío ye desatrancar.

-Pues yo soy de cisterna baja, fíu, ¿pa qué le voy a engañar?

-Tien una mirada tan sexy...

-Operéme en los Vega, dígote la verdá.

-¡Quién fuera bizcu pa vela dos veces!

-¡Ay, siéntese, ho!

-Apéome en Independencia.

-¿Ya empezamos? Yo soy más de pareja estable.

-¿Cómo ye, ho?

-Que nun soy un rollín de tres paraes, ¿oíste?

-Así nun vamos a ningún lau.

-Lo dirás tú. ¡Yo apéome en La Monxina!

-La relación, quiero decir.

-¿La qué, ho?

-Esto sólo tien un camín: el del placer.

-¿Ónde crees que vas, mostachín?, ¿a montar una grifería?

-Quien no ama no vive.

-¿Probaste en la línea dos, la que va a Lugones?

-¿Quier que la invite a salir?

-Déjalo, anda. ¡Apéaste aquí!

-¿Vémonos mañana?

-¿En tu parada o en la mía?

-Siéntate atrás del to, cuca, yo pongo la grifería.

www.parandoenvillalpando.com

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine